12 de julio de 2008

Colombia.- Chávez y Uribe prometen pasar página tras crisis desatada entre ambos países e iniciar una nueva etapa

BOGOTÁ, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe, y de Venezuela, Hugo Chávez, prometieron ayer pasar página e iniciar una nueva etapa en sus relaciones, tras solventar meses de crisis política e insultos personales.

"Salimos refrescados y aliviados de cosas, dispuestos a seguir trabajando como vamos a hacer", dijo Chávez en una rueda de prensa conjunta con su homólogo colombiano, al término de la reunión bilateral que tuvo lugar en la capital falconiana de Coro, en el norte del país, según informaron medios venezolanos recogidos por Europa Press.

"A partir de hoy comienza una nueva etapa; así lo creo (...), pues hemos decidido retomar las relaciones y lo hacemos a plenitud de sentimientos y voluntad. Con la fuerza que comienza esta nueva etapa recuperamos el tiempo perdido y nos enfrentaremos a problemas que son comunes", expresó Chávez.

Asimismo, el mandatario venezolano precisó que este encuentro comenzó con la premisa de que "estamos destinados, pues, a compartir este espacio, aquellos tiempos, estos tiempos y todos los que vengan", y afirmó que terminó con "un gran optimismo de ambas partes".

Chávez se enemistó con Uribe en noviembre de 2007, cuando el presidente colombiano lo apartó de su papel como mediador con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para lograr la liberación de varios rehenes, secuestrados por la guerrilla durante años. La reacción de Chávez fue negativa y la situación degeneró en un agrio enfrentamiento diplomático y personal entre ambos líderes.

Chávez agregó además, durante la rueda de prensa, que fue una reunión "franca, cálida", donde se dejó de lado lo que calificó como una "borrasca". "Nos debíamos esa conversación un poco; conocer qué pasó y buscar algunas explicaciones", sostuvo.

"No traíamos una agenda previa, pero veníamos a conversar, a retomar estos temas y a relanzar nuestras relaciones políticas; primero humanas, sociales, económicas, de las que yo respondo positivamente. Este 11 de julio comenzó una nueva etapa entre Colombia y Venezuela", sostuvo.

VENEZUELA, "CON LOS BRAZOS ABIERTOS"

Chávez reiteró que estaban muy contentos "por la expectativa que ha surgido en esta reunión". Asimismo, aprovechó para dar instrucciones a todos sus ministros para "retomar todos los temas que han venido caminando, los que se detuvieron y los que están pendientes".

Chávez apuntó que el comercio entre Venezuela y Colombia "es algo que está creciendo" y que "solo unidos los países de Sudamérica podemos salir adelante, cada quien con su idea y particularidad". "Venezuela siempre estará con los brazos abiertos", remarcó Chávez.

Respecto a la intervención del presidente venezolano en el intercambio humanitario, Chávez aclaró que ése es un problema interno de Bogotá, sin embargo destacó que "si se solicitara humildemente, estamos a la orden para tratar de ayudar".

Por su parte, Uribe consideró la reunión, que comenzó con un cordial apretón de manos y terminó entre risas y bromas, como "muy constructiva" y dijo que fue "un buen ejercicio".

"Yo no voy a decir qué reclamos le hice, pero sí voy a decir el que me hizo él a mi, porque uno como ser humano cuando tiene responsabilidad con los pueblos, tiene que sobreponerse a las tentaciones humanas", manifestó Uribe.

AYUDA MUTUA ENTRE AMBAS NACIONES

"En ese clima cordial, franco, cálido, Chávez se quejó de que no le llamé para la suspensión de la mediación y yo lo acepto, es bueno decirlo en público, porque la vida obliga a hacer el mayor de los esfuerzos y reflexionar sobre lo propio".

Sin embargo, Uribe enfatizó que "las cosas que se hablaron allí fueron constructivas, se analizaron aspectos históricos, una agenda muy completa. Creo que nada hay que adicionarle a lo dicho por el presidente Chávez", agregó el mandatario colombiano.

Uribe insistió en que ambas naciones tienen el deber de ayudarse mutuamente. "Colombia necesitará en el futuro del gas de Venezuela, y Venezuela necesitará el poco gas de Colombia, hay que pensar en cómo ayudarnos, lo mismo en el tema de alimentos".

Al ser consultado por la liberación de Ingrid Betancourt y 14 rehenes, Uribe dijo que Colombia lo ha celebrado como el mundo, "y lo que deseamos ahora es poder tener libres rápidamente a los otros 27 secuestrados que las FARC considera canjeables, y eliminar el delito del secuestro". Uribe defendió su política de seguridad democrática que le ha dado los últimos resultados contra las FARC.

Chávez, por su parte, le deseó una pronta recuperación de las relaciones con Ecuador. "Le he expresado al presidente Chávez toda la disposición, quiero contribuir a ese tema manifestando nuestro afecto al pueblo ecuatoriano, nuestro respeto al Gobierno de Ecuador y la disposición de buscar un camino".

Añadió que abogará por la paz, "aun cuando uno se mete de mediador y sale crucificado". Chávez está seguro que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, está dispuesto a restablecer "en su momento" las relaciones con Colombia.

En tanto, Uribe reconoció que los Gobiernos de Cuba y Venezuela han mostrado su ayuda en relación a las negociaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), no obstante, criticó que no hubo respuestas en los avances hacia la paz por parte del grupo irregular.

CONTRA EL NARCOTRÁFICO

Chávez puntualizó que, entre las acciones concretas acordadas durante la reunión de ambos mandatarios, se encuentran "el establecimiento de mecanismos de integración eficientes en la lucha contra el narcotráfico".

"Nos acusan de que este Gobierno protege al narcotráfico (...) todo eso es falso, esa es un área en la que estamos muy dispuestos a cooperar", aseguró Chávez.

"Esas son las acciones concretas a las que yo me pudiera referir. Y mucha voluntad, mucha confianza (...) y disposición a avanzar en los mecanismos de cooperación que ya tenemos diseñados", agregó.

Chávez agradeció "muchísimo" la visita de Uribe. "Agradezco le lleve un saludo al pueblo colombiano y hermano, las dos repúblicas son hermanas siamesas destinadas a estar juntas para siempre, somos un solo pueblo. Presidente, váyase con la convicción profunda de que aquí tiene unos amigos", agregó Chávez a Uribe.