5 de diciembre de 2012

Colombia.- La CIDH advierte de que el fuero militar es "incompatible" con los estándares interamericanos de DDHH

BOGOTÁ, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), José de Jesús Orozco, ha advertido este martes de que la reforma constitucional de Colombia sobre el fuero militar es "incompatible" con los estándares interamericanos de Derechos Humanos.

"Algunos aspectos previstos en el proyecto de reforma constitucional son incompatibles con los estándares interamericanos", ha dicho Orozco, tras reunirse con un grupo de senadores colombianos para abordar este asunto.

En concreto, el jefe de la CIDH ha indicado que "hay preocupación" en el tribunal regional porque la reforma constitucional podría acarrear impunidad para los delitos cometidos por policías y militares en el ejercicio de sus funciones. "Se podría correr ese riesgo", ha sostenido.

"Hemos compartido nuestra preocupación con los senadores porque la competencia de los órganos de justicia militar debe ser considerada de manera excepcional y restrictiva", ha apuntado, en declaraciones recogidas por el diario 'El Tiempo'.

Por su parte, el segundo vicepresidente del Senado, Edgar Espíndola, ha adelantado que la sede legislativa "tendrá en cuenta algunas de las observaciones que la CIDH, en aras de defender los Derechos Humanos" y porque "podrían hacer ineficaz la reforma constitucional".

CRÍTICA DE LA ONU

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, ya solicitó al Gobierno y al Congreso colombianos que "reconsideren" su apoyo al fuero militar porque podría "dañar gravemente los esfuerzos para que las violaciones de los Derechos Humanos cometidas por policías y militares sean investigadas y llevadas ante la justicia".

La organización internacional ha explicado que en virtud de la reforma constitucional los crímenes de guerra y las detenciones arbitrarias realizados por la Policía o las Fuerzas Armadas serán investigadas y juzgadas en instancias militares, "con el consiguiente riesgo de impunidad".

En concreto, ha denunciado que con el fuero militar la primera fase de cada investigación, la esencial para clarificar los hechos e identificar a los sospechosos, se desarrollará en instituciones judiciales dirigidas por militares o policías, en lugar de un órgano independiente dentro de las instituciones judiciales civiles.

RECHAZO DEL GOBIERNO

No obstante, tanto el Gobierno de Juan Manuel Santos como el Congreso han rechazado estas interpretaciones, asegurando que la reforma constitucional no está destinada a dar inmunidad a los policías y militares que hayan cometido delitos.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, ha argumentado que el fuero militar "no da beneficios extraordinarios a los uniformados, sino solo facultades para que la Fuerza Pública pueda ejercer su labor constitucional"

En la misma línea, los ponentes del borrador del fuero militar en el Congreso han rechazado dichas consideraciones porque "parten de la base de que la justicia penal militar es impunidad". "Nosotros estamos en la otra orilla, confiamos en la justicia penal militar", ha dicho el senador Hernán Andrade.