7 de agosto de 2006

Colombia.- Cientos de miles de policías y soldados en alerta máxima, horas antes de la toma de posesión de Uribe

BOGOTÁ, 7 Ago. (EP/AP) -

Horas antes de que el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, asuma su segundo mandato, miles de policías y soldados vigilaban la capital, Bogotá, apoyados por tanques en las avenidas y helicópteros patrullando la ciudad.

Alrededor de 400.000 soldados y policías forman parte de un despliegue de seguridad en todo el país que pretende neutralizar posibles acciones hostiles de grupos ilegales, informó el jefe de operaciones de la Policía Nacional, el general Alberto Ruiz.

Uribe comentó a los periodistas que "la fuerza pública de la patria está haciendo gran esfuerzo". Durante la pasada semana, al menos siete personas murieron en diferentes atentados y decenas resultaron heridas. Además, la Policía ha decomisado cientos de kilos de material explosivo que se presume estaban destinados a provocar daños en Bogotá, que cuenta con siete millones de personas.

"Hay suficientes efectivos, estamos ubicados estratégicamente en máxima alerta y estamos preparados", señaló el general Ruiz a la AP. En una entrevista telefónica, el oficial explicó que en las últimas horas se han registrado incidentes violentos en el sur del país protagonizados por combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En la ciudad de Pereira, en el oeste del país, fue quemado el domingo un autobús en el centro, aunque la Policía logró capturar a un presunto responsable de la acción, que no dejó víctimas, dijo Ruiz, y agregó que el sábado por la noche hubo "un hostigamiento" de las FARC en la localidad de Barbacoas, en el extremo sur del país, donde murió un policía y otro resultó herido.

El jefe policial añadió que las medidas de seguridad se incrementaron en comparación con la primera vez que Uribe asumió el mando hace cuatro años, cuando se registraron 21 muertos en ataques con explosivos de las FARC en la ciudad.

En Bogotá, miembros de las fuerzas del orden realizaron operativos de control de armas y documentos en retenes, donde paraban autobuses y automóviles al azar. Además, tanques militares aparecieron el domingo en varios puntos de la ciudad, con soldados armados con metralletas mientras transeúntes y automóviles pasaban a su alrededor.

También se apostaron francotiradores en varios puntos de los cerros orientales de Bogotá para vigilar el centro histórico, donde hoy lunes se cumplirán los actos oficiales de posesión de Uribe.

Otro grupo de francotiradores se ubicó en el edificio del Congreso, sitio donde Uribe asumirá el mando del país por cuatro años más. Su primer periodo se inició en 2002 y en las elecciones de mayo de pasado resultó reelecto. Está previsto que al menos 10 jefes de Estado asistan a la ceremonia de posesión de Uribe.