14 de agosto de 2009

Colombia.- Colombia confirma que este fin de semana firmarán el polémico acuerdo militar con EEUU

BOGOTÁ, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Ejército colombiano, Freddy Padilla de León, confirmó que este fin de semana concretarán las últimas "reglas del juego" del acuerdo con la Casa Blanca que permitirá a soldados estadounidenses hacer uso de siete bases militares en Colombia.

Una comitiva conforma por delegados de los ministros de Exteriores, del Interior y de Defensa viajó esta semana Washington "con el 99,9 por ciento" del acuerdo definido, el cual será entregado al Consejo de Estado colombiano una vez que sea rubricado, informó Padilla al diario local 'El Tiempo'.

La revisión por parte del Consejo de Estado será el último paso que dará Bogotá para darle luz verde al convenio que ha generado una fuerte polémica en Sudamérica ante la presencia de unos 800 soldadas estadounidenses, además de 600 representantes de contratistas, en siete bases colombianas para operaciones contra el terrorismo y el narcotráfico.

Padilla indicó que en un comienzo se autorizará la presencia de personal norteamericano en las bases de Palanquero (departamento de Cundinamarca), Apiay (Meta) y Malambo (Atlántico), y el uso eventual de Cartagena, Larandia (departamento de Caquetá), Tolemaida (Cundinamarca) y Bahía Málaga (región del Pacífico).

Palanquero será la primera base en recibir apoyo de Estados Unidos mediante una ayuda financiera de 46 millones de dólares (32 millones de euros) para reparaciones y obras de reestructuración, informó esta semana el Ejército colombiano.

Bogotá ha insistido que este convenio no tiene nada de particular porque se trata de la extensión del plan de cooperación suscrito con Washington conocido como el Plan Colombia, que autoriza la presencia de uniformados norteamericanos en algunas instalaciones militares colombianas.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, ha aceptado ir a la cumbre de mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que se celebrará el próximo 28 de agosto en Argentina, pero ha dejado claro que este encuentro no condicionará el polémico acuerdo militar que ha despertado malestar en la región.

"La agenda será diversa y la reunión no implica condición para el acuerdo entre Colombia y Estados Unidos, a fin de enfrentar con más éxito el narcotráfico y el terrorismo", señala un comunicado divulgado el jueves por la Presidencia colombiana.

Este encuentro surgió de una propuesta que hizo el pasado lunes en la cumbre de Unasur la presidenta argentina, Cristina Fernández, y que fue secundada por sus homólogos de Ecuador, Rafael Correa; Venezuela, Hugo Chávez; y Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien además sugirió la presencia del mandatario estadounidense, Barack Obama.

En esa cumbre de Unasur, celebrada en Quito, los mandatarios expresaron su enérgico rechazo al convenio militar promovido por Uribe, aunque no emitieron una condena unánime contra Bogotá, pese a que Venezuela y otros países exigieron una sanción.

La reunión se celebrará el próximo día 28 en la localidad de Bariloche, en la provincia de Río Negro, poco después de que Bogotá haya concretado el acuerdo con Bogotá en caso de que lleguen a cumplirse las fechas que anunció Padilla, quien aseguró que el convenio se firmará este fin de semana.