27 de marzo de 2007

Colombia.- Colombia no descarta acciones legales contra el diario de EEUU que vinculó al jefe del Ejército con 'paras'

BOGOTÁ, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, informó hoy que el Gobierno no descarta emprender acciones legales contra el periódico estadounidense 'Los Angeles Times' por la publicación el pasado domingo de un informe cuya autoría se señala a la CIA y en el que se relaciona al general Mario Montoya, comandante del Ejército, con grupos paramilitares.

En declaraciones a la emisora local 'Caracol Radio' recogidas por Europa Press, Santos señaló que el daño que el rotativo ha hecho es "muy grande", ya que recordó que las relaciones entre los dos países se encuentran en un "momento crucial" para la ratificación del Tratado de Libre Comercio (TLC) y la prórroga del Plan Colombia en el Congreso estadounidense.

Para Santos, informaciones como las publicadas por 'Los Angeles Times' pretenden sembrar "cizaña" en las relaciones entre Colombia y Estados Unidos, y por eso se debe actuar con inteligencia. Así pues, indicó que hablará con los directores del diario y les enviará una carta para que la publiquen y aclaren todo lo referente al general Montoya.

Por último, el ministro de Defensa reafirmó el pleno respaldo del Gobierno de Álvaro Uribe al comandante del Ejército por considerarlo un "soldado leal y transparente".

ACLARACIÓN DE LA CIA

Horas antes, la embajadora de Colombia en Estados Unidos, Carolina Barco, informó que miembros de la CIA le han confirmado que el informe publicado por 'Los Angeles Times' fue elaborado por otro país, aunque no señalaron cuál.

En declaraciones a 'Caracol Radio', Barco indicó que se reunió con cinco altos oficiales de la CIA que le aclararon que las afirmaciones que contiene el documento son sólo "señalamientos" que no han sido probados, ni verificados, ni confirmados.

Además, añadió que le reiteraron que en caso de cualquier acusación, como la que se hizo en el rotativo, lo primero que hubieran hecho habría sido ponerse en contacto con el Gobierno colombiano, lo cual no han hecho porque no daban "ninguna fuerza" a la información.

Los miembros de la CIA recordaron, según indicó Barco, que la cooperación de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos es excelente, y señalaron que están investigando quién filtró el documento.