22 de noviembre de 2007

Colombia.- Colombia se opone a una participación de Estados Unidos en las negociaciones con las FARC

BOGOTÁ, 22 Nov. (EP/AP) -

Colombia se opone a una participación de Estados Unidos en las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para la liberación de secuestrados, incluyendo tres ciudadanos estadounidenses, indicó ayer el Comisionado de la Paz.

El Comisionado Luis Carlos Restrepo dijo, en una entrevista con la agencia AP, que el Gobierno de Bogotá se opone fuertemente a las exigencias de las FARC a que Estados Unidos excarcele, como parte de un canje entre secuestrados y rebeldes en prisión, a dos miembros del grupo insurgente.

En este contexto, un juez federal en Washington pospuso esta semana de forma indefinida la emisión de la sentencia, inicialmente prevista para el martes, de uno de esos rebeldes en prisión, Ricardo Palmera, alias "Simón Trinidad".

Las FARC demanda que cientos de rebeldes en las cárceles sean liberados a cambio de 45 secuestrados, entre políticos, policías y tres estadounidenses, estos últimos capturados cuando su avión de reconocimiento fue derribado en una zona rebelde en febrero del 2003, así como la ex candidata presidencial colombiano-francesa, Ingrid Betancourt, desde 2002.

Los guerrilleros insisten en que los dos rebeldes en cárceles de Estados Unidos --acusados de cargos como tráfico de drogas y conspiración en el secuestro de los tres estadounidenses-- deben ser parte del acuerdo de canje

"Si forzamos a los Estados Unidos a sentarse y negociar con las FARC para liberar a esos dos, abriríamos la puerta a una situación potencialmente peligrosa donde quien quiera que vaya a ser extraditado, o haya sido extraditado, podría usar la violencia para forzar a Estados Unidos a devolver a la persona a Colombia", dijo Restrepo.

"La extradición ha sido una importante política para ayudar en nuestro combate contra el tráfico de drogas y no podemos ponerla en riesgo", agregó.

Por otro lado, el Comisionado de Paz aseguró que el hecho de que el Gobierno colombiano fijara hasta diciembre el plazo para las negociaciones de Chávez no representa un signo de molestia con el dirigente venezolano. "No estamos molestos con el presidente Chávez, tenemos un diálogo muy honesto con él y una relación que queremos mantener", dijo Restrepo, acusando a las FARC de echar mano del "juego de dilación".