21 de febrero de 2006

Colombia.- El comandante que reemplazó a Castellanos reconoce que el Ejército pasa ahora por "un momento muy difícil"

BOGOTA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El general Mario Montoya, nuevo comandante del Ejército nombrado por el presidente Alvaro Uribe en sustitución del destituido general Reynaldo Castellanos, reconoció las dificultades por las que atraviesa esa fuerza por las denuncias de torturas a 21 soldados, pero confió en que pronto se podrá recomponer la confianza ciudadana.

Desde las instalaciones de la Primera División del Ejército en Santa Marta, el general Montoya fue informado de su nuevo nombramiento por el ministro de la Defensa, Camilo Ospina. De inmediato recibió la orden de trasladarse a Bogotá para recibir instrucciones y en las próximas horas se definirán los detalles de su toma de mando, según informó la emisora 'Caracol Radio'.

Por su parte, el ministro de Interior, Sabas Pretelt de la Vega, descartó un "ruido de sables" como consecuencia de la baja del general Reynaldo Castellanos, ordenada por el presidente Uribe a raíz del escándalo desatado por la tortura a la que fueron sometidos 21 soldados del batallón Patriotas en Honda, Tolima.

En diálogo con la citada emisora, Pretelt de la Vega dijo que no cree en que la cúpula militar manifieste desacuerdo por la abrupta salida de Castellanos, pues "lo importante es el liderazgo que el presidente Uribe ha generado en la Fuerza Pública, de la cual estamos muy agradecidos en el Gobierno por su estupenda labor".

El titular colombiano de Interior no dio mayores detalles sobre la manera en como se produjo el retiro del comandante del Ejército pero relató que la semana pasada actuó como ministro en funciones presidenciales y en ningún momento se le comunicó lo sucedido en el batallón Batallón Patriotas de Honda, donde 21 soldados fueron torturados por no superar una prueba de instrucción militar.

"Nadie me enteró (informó) de lo ocurrido ni de las investigaciones que se adelantaban", expresó el ministro al comentar que también conoció la noticia por las informaciones periodísticas del fin de semana, tal y como le ocurrió al presidente Uribe.