10 de junio de 2010

Colombia.- Condenan a 30 años de prisión al militar que dirigió la liberación del Palacio de Justicia de Bogotá en 1985

La juez pide también que se investigue al ex presidente Belisario Betancourt (1982-86) por su responsabilidad en los hechos

BOGOTÁ, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal colombiano ha condenado a 30 años de prisión al oficial que dirigió en 1985 la liberación Palacio de Justicia de Bogotá, que previamente había sido tomado por guerrilleros del grupo guerrillero Movimiento 19 de abril (M-19). En la operación murieron 55 personas, incluidos 11 jueces, muchas de ellas en situaciones poco claras.

La juez Tercera Especializada de Bogotá, María Stella Jara, halló culpable este miércoles a Alfonso Plazas Vega, que en 1985 era jefe de la Escuela de Caballería y fue el militar que dirigió la liberación del palacio, de la desaparición de once personas, entre ellas empleados de la cafetería del edificio o de la guerrillera Irma Franco, de la que hay constancia de que salió viva del edificio.

La magistrada consideró probado que Plazas ordenó el traslado de estas víctimas a la Escuela de Caballería, donde desaparecieron. Este traslado habría obedecido a las sospechas de que algunos empleados de la cafetería del Palacio de Justicia podrían ser infiltrados del M-19. Según un suboficial que estuvo en esos días en la Escuela de Caballería, algunos de los detenidos fueron torturados.

La juez, que ha dictado la primera sentencia sobre el caso más de 24 años después de que sucedieran los hechos, pidió también que se investigue al ex presidente colombiano Belisario Betancourt (1982-1986) por su posible responsabilidad en el episodio.

Del mismo modo la magistrada solicitó que se investigue a toda la cúpula militar y policial de la época y a los organismos de seguridad, informan medios locales. Se les acusa de relajar las medidas de seguridad en el edificio tras haber recibido numerosas informaciones que apuntaban a la alta posibilidad de que el M-19 intentara la toma del Palacio de Justicia.

Se espera que Plazas, que hasta el juicio se hallaba recluido en un hospital militar por problemas de salud, sea trasladado a un centro de detención que podría tener de igual modo un carácter militar.

El ex oficial, que durante todo el proceso ha proclamado su inocencia y que se dice víctima de una persecución política, ha afirmado que recurrirá la sentencia.

Tras la aprobación en 1991 de unas leyes de amnistía que dieron carpetazo al asunto, en 2005 la Fiscalía colombiana reabrió el caso y empezó con las investigaciones sobre las numerosas irregularidades cometidas durante la liberación del Palacio de Justicia, que se extendió durante 28 horas entre los días 6 y 7 de noviembre de 1985.