10 de junio de 2014

El coronel González del Río reconoce ser responsable de 27 muertes por 'falsos positivos' en Cauca

El coronel González del Río reconoce ser responsable de 27 muertes por 'falsos positivos' en Cauca
REUTERS

BOGOTÁ, 10 Jun. (Notimérica/EP) -

El coronel Róbinson González del Río, en prisión por la violación de Derechos Humanos, ha reconocido en una entrevista a la cadena colombiana RCN que en 17 operaciones que llevó a cabo existieron alrededor de 27 muertos por 'falsos positivos', como se denomina a los asesinatos de civiles inocentes a manos de militares para después hacerlos pasar por guerrilleros muertos en combate.

"La responsabilidad mía es en el Valle del Cauca y Cauca. Se hicieron 17 operaciones donde existieron alrededor de 27 muertos de 'falsos positivos', los cuales voy a aceptar. Yo creo que víctimas de este tipo hay 400 aproximadamente en esa zona del Pacífico", ha añadido González Del Río.

El coronel ha explicado que existían incentivos para oficiales y militares en el Ejército colombiano por las bajas que conseguían al año. Buenos traslados, fines de semana o hasta 5 millones de pesos (más de 2.600 euros) por cada muerto eran algunos de esos 'premios' por eliminar enemigos.

"Usted se comprometía a hacer 30 bajas en el año, firmaba el compromiso y tenía que cumplirlo. El general hacía un famoso 'top 10' de las unidades del país clasificadas (según las) bajas", ha explicado González Del Río, dando a entender que los 'falsos positivos' eran una forma más de cumplir con los objetivos marcados por el Ejército.

De la misma forma, en declaraciones a Noticias RCN, el coronel ha reconocido que cuando mataba a un civil llamaba a otros miembros del Ejército para que le ayudasen a ponerle un arma real en la mano --aunque no la llevase en el momento del suceso-- y a "legalizar la baja".

'FALSOS POSITIVOS'

La comisión de acusaciones del Congreso de Colombia reveló hace meses unos audios de cientos de horas de grabación en las que el coronel González del Río aparece cuadrando contratos con generales y coroneles y organiza los pagos a los presos con el fin de mantener su silencio, según publicó la revista colombiana 'Semana'.

Las grabaciones son parte de la investigación por prevaricación contra el exmagistrado del Consejo Superior de la Judicatura, Henry Villarraga, por favorecer presuntamente a González del Río para que su caso por un 'falso positivo' pasara de un tribunal ordinario a uno militar.

Los audios salpicarían a algunos generales del Ejército y a varios tenientes coroneles y coroneles, en concreto a una docena de altos cargos que González del Río clasifica de intermediarios y 'padrinos' en conversaciones que se desarrollaron entre 2012 y 2013, donde se hacen referencias explícitas a la asignación de millonarios contratos a diferentes unidades militares y se habla de 'mordidas' (sobornos) de hasta el 50 por ciento.