7 de agosto de 2007

Colombia.- La Corte Interamericana condena al Estado por la muerte de un indígena a manos del Ejercito en 1988

BOGOTA, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Estado colombiano ha sido condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos a pagar una millonaria indemnización por la muerte del indígena German Escué Zapata, de la comunidad Jambaló, a manos de miembros del Ejercito, el 1 de febrero de 1988.

La Corte Interamericana considera en su sentencia que Escué Zapata fue detenido ilegalmente por miembros del Ejército y ejecutado momentos más tarde por sus captores, según informa la emisora local Radio Caracol.

"Evidentemente la detención del señor Escué Zapata constituyó un acto ilegal, no fue ordenada por autoridad competente y el fin de la misma no era ponerlo a disposición de un juez u otro funcionario autorizado por la ley, sino ejecutarlo", señala la sentencia.

En este sentido, la Corte Interamericana de Derechos Humanos considera que la acción de los efectivos militares colombianos constituyó una "injerencia arbitraria y abusiva" en el domicilio de Escué Zapata.

Varios de los testigos relataron que el líder indígena fue pateado y golpeado en varias ocasiones, mientras que los integrantes del Ejercito le preguntaban dónde estaban las armas y lo trataban como si fuera un guerrillero.

Ademas, la víctima "padeció los rigores de una detención ilegal, como la amenaza inminente de su vida y de su integridad", siendo su cuerpo encontrado con aparentes signos de tortura, según se añade en la sentencia.

También critica al Estado por no investigar los hechos y considera que durante el tiempo que la justicia penal militar conoció el caso, las autoridades violaron el derecho de la familia a ser oído por un juez "competente, independiente e imparcial".

Por último, la Corte señaló que el proceso por la muerte del señor Escué Zapata se encuentra actualmente en la jurisdicción ordinaria, es decir, que el Estado ha subsanado por cuenta propia la violación inicial de este derecho.