4 de julio de 2007

Colombia.- La declaración ante el juez del ex jefe paramilitar 'Jorge 40' decepciona a las víctimas de sus acciones

BOGOTÁ, 4 Jul. (EP/AP) -

El ex jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo --conocido como 'Jorge 40' y cuyo ordenador incautado por la Policía reveló vínculos de congresistas, concejales, alcaldes y ex funcionarios con los paramilitares--, compareció ayer ante la justicia para prestar declaración en un proceso que le confiere beneficios judiciales a cambio de confesar los crímenes que cometió.

Según reveló a AP el director del Movimiento Nacional de Víctimas, Iván Cepeda, la declaración de 'Jorge 40' decepcionó, ya que se esperaba que sus palabras aclararan el destino de cientos de víctimas de sus milicias de extrema derecha. Sin embargo, una vez estuvo ante los jueces, el acusado aseguró no poder revelar datos "sobre las personas desaparecidas" porque "no había participado en los combates".

El Movimiento Nacional de Víctimas aglutina a numerosos grupos de colombianos afectados por la violencia generada por paramilitares.

La desconcertante declaración de 'Jorge 40' ocasionó que más de la mitad de los 120 familiares de víctimas o supervivientes de acciones de los paramilitares, que habían acudido a ver el juicio se pusieran en pie "indignados" y "salieran" de la sala, explicó Cepeda. Las audiencias se realizan en un tribunal de Barranquilla, a 700 kilómetros al norte de Bogotá.

Estos familiares de víctimas o supervivientes de acciones del ex paramilitar acudieron buscando pistas de algún desaparecido o alguna manera de recuperar tierras. No en vano, el ex jefe paramilitar debería confesar todos los crímenes que cometió al frente de sus milicias ilegales, como parte de un proceso de paz al que se acogió y que le confiere penas máximas de ocho años bajo esa condición, la de cesar de delinquir y reparar el daño infringido a sus víctimas.

Tovar dijo que al desmovilizarse el año pasado entregó 21.000 hectáreas para efectos de resarcir a posibles víctimas y que debía consultar a sus hombres para ver qué otros bienes podía entregar.