30 de julio de 2012

Colombia.- Los dos pilotos liberados instan a las FARC a frenar los secuestros

BOGOTÁ, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los dos pilotos que han sido liberados este domingo tras 20 días de cautiverio, Juan Carlos Álvarez y Alejandro de Jesús Ocampo, han instado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), responsables de su secuestro, a no capturar a más personas, tal y como prometieron.

"Dios quiera que no le vuelva a pasar a ningún colombiano", ha dicho Ocampo, en la rueda de prensa que los dos pilotos han ofrecido desde Popayán, capital del departamento de Cauca, ubicado en el suroeste del país, donde se han reunido con sus familias.

Interrogados por las condiciones de su cautiverio, Álvarez ha aseverado que la guerrilla les ha tratado bien, aunque ha matizado: "cautiverio es cautiverio". En la misma línea, su compañero ha apuntado: "Uno nunca sabe lo que le va a pasar".

Un enfermera de la misión humanitaria que ha participado en su liberación, formada por miembros del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) y de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, ha confirmado que los dos pilotos se encuentran en buenas condiciones de salud.

Tal y como estaba acordado, la guerrilla ha entregado este domingo a Álvarez y Ocampo a la misión humanitaria en una zona rural del municipio de Argelia, ubicado en el sur de Cauca, según ha informado Caracol Radio.

"Nos alegra haber contribuido a facilitar la reunión de estas personas con sus seres queridos", ha dicho el jefe de la delegación del CICR en Colombia, Jordi Raich, en un comunicado recogido por el diario 'El Tiempo'.

El pasado miércoles, el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverry, alias 'Timochenko', publicó una carta en la que anunció la liberación de los dos pilotos, imponiendo como condición la participación del CICR y de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes.

"En este caso participamos por la solicitud directa del grupo armado", ha explicado Reich, al tiempo que ha reiterado la disposición del CICR "a continuar prestando sus buenos oficios para esta y otro tipo de acciones humanitarias en las que sea requerido su rol de intermediario neutral".

Álvarez y Ocampo fueron secuestrados cuando el helicóptero en el que sobrevolaban el departamento tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el campo de fútbol del corregimiento El Plateado, en el municipio de Argelia.

En la misiva, 'Timochenko' explicó que la guerrilla secuestró a los dos pilotos, que trabajan para una empresa privada, porque les confundió con militares, ya que "su helicóptero llevaba cerca de dos meses sobrevolando intensamente la zona".

Ésta es la última liberación que se ha producido. La anterior fue el pasado 3 de abril, cuando las FARC entregaron a una misión humanitaria formada por el CICR y Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP) a un grupo de diez policías y soldados que, en algunos casos, llevaban trece años de cautiverio.

Las FARC han llegado a tener en su poder a decenas de uniformados y civiles que, en el primer caso, pretendía cambiar por guerrilleros presos y, en el segundo, utilizaba con fines económicos. El Gobierno nunca ha accedido a estas propuestas, por lo que los rehenes han tenido que ser liberados de forma unilateral o rescatados en operativos militares.