12 de noviembre de 2009

Colombia/Ecuador.- El Ejército colombiano rechaza que el informante del campamento de las FARC fuera ecuatoriano

Fuentes de la Inteligencia colombiana identifican al informante como un ecuatoriano

BOGOTÁ/QUITO, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un alto oficial del Ejército colombiano rechazó este miércoles que el informante que permitió dar con las coordenadas del campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Angostura (Ecuador) bombardeado por el Ejército colombiano el pasado 1 de marzo de 2008 fuera de nacionalidad ecuatoriana.

El oficial, que pidió mantenerse en el anonimato, confirmó al diario 'El Tiempo' que se pagó una recompensa a una de las "fuentes humanas" que delataron al ex 'número dos' de las FARC Raúl Reyes que murió en dicho bombardeo junto a otra veintena de personas "pero no a un ciudadano extranjero".

Asimismo, aseguró que no es preciso decir que se pagó en concepto de recompensa unos 2,6 millones de dólares (1,7 millones de euros) a la fuente informante, aunque no quiso entrar en detalles.

El ex ministro de Defensa colombiano Juan Manuel Santos ya había confirmado en abril de 2008 el pago de una recompensa por Reyes y admitió que su localización en el campamento de las FARC en territorio ecuatoriano fue posible gracias a una "fuente humana", calificación que suele referirse a un agente infiltrado.

Por su parte, el diario 'El Universo' informó este miércoles de que el supuesto informante, que responde a las siglas J.C.R.F y también conocido por su alias 'Pirata', es el ciudadano ecuatoriano Julio César Rivera Flores, supuesto agente reclutado por la CIA para llegar hasta Reyes y que cobró parte de la recompensa del Gobierno colombiano, según documentos de Inteligencia colombiana que cita el diario.

Rivera Flores trabajó para el Congreso Nacional ecuatoriano como especialista en Servicios Legislativos y como asesor posteriormente del diputado Leonidas Iza.

De acuerdo con la información del diario, la Dirección de Inteligencia de la Policía de Colombia (DIPOL) creó en la región del Putumayo (sur) una célula con 10 agentes encargados de seguir los pasos de Reyes al mando de un coronel que, por su parte, "localizó en Quito a cinco miembros de la Policía ecuatoriana que en enero de 2004 habían colaborado secretamente con oficiales del Ejército colombiano en la captura de Ricardo Palmera, Simón Trinidad", el ex jefe financiero de las FARC que fue extraditado a Estados Unidos.

Dicho coronel "entró en contacto con un funcionario de la Agencia Central de Inteligencia" en Ecuador, supuestamente Rivera Flores, al frente de la operación para dar con el paradero del ex número dos de la guerrilla.

Ecuador rompió relaciones con Colombia a raíz del bombardeo contra el campamento de la guerrilla ubicado en su territorio al considerar que ello constituyó una violación de su soberanía.

Sin embargo, ambos Gobiernos se comprometieron a finales de septiembre a iniciar un diálogo bilateral con vistas a restablecer sus relaciones diplomáticas.