10 de febrero de 2006

Colombia/Ecuador.- El Gobierno colombiano dice que "va por buen camino" la normalización de relaciones con Ecuador

BOGOTA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra colombiana de Asuntos Exteriores, Carolina Barco, aseguró esta mañana, en declaraciones a la emisora local 'RCN Radio', que la normalización de las relaciones con Ecuador "va por buen camino" y a la espera de una respuesta del país vecino.

La diplomática reveló que en las últimas horas ha sostenido conversaciones con su homólogo ecuatoriano, Francisco Carrión, de cara a la expedición de un comunicado que "consolide la fraternal normalidad de las relaciones".

Asimismo, indicó que tuvo la posibilidad de conversar con el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, sobre sus recientes declaraciones y el mandatario aclaró que nunca se dirigió a un país, en particular cuando mencionó la necesidad de tratar con dureza a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Creo que surgió una mala interpretación en este tema, pues el mensaje del presidente Uribe iba dirigido a resaltar la necesidad de que seamos firmes ante los grupos ilegales", precisó Barco, añadiendo que, sin embargo, no puede dar por zanjado ese tema "pues hay que esperar la respuesta ecuatoriana". No obstante, "creo que vamos por buen camino", sentenció.

La funcionaria sostuvo que las relaciones binacionales hay que ponerlas en su situación real, pues el jefe del Estado colombiano siempre ha reconocido la labor del presidente de Ecuador, Alfredo Palacio. En ese sentido, Barco confirmó que en las próximas horas será expedido un comunicado aclaratorio sobre el asunto.

El Gobierno ecuatoriano llamó a consultas a su embajador en Bogotá, Ramiro Silva del Pozo, quien llegó anoche a Quito para analizar con el Gobierno de su país las declaraciones del presidente Uribe sobre la seguridad en la frontera, en las que insistía en afirmar que la guerrilla colombiana se oculta en territorio ecuatoriano para atacar a militares y policías.

Tras un incidente fronterizo el pasado 28 de enero, cuando aeronaves colombianas violaron el espacio aéreo ecuatoriano, se inició una guerra de declaraciones entre ambos gobiernos que ha llevado a una fuerte tensión entre Bogotá y Quito.