2 de enero de 2007

Colombia/Ecuador.-Uribe estudia acudir a la posesión de Correa en medio de la crisis por las fumigaciones en la frontera

BOGOTA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, está analizando su asistencia a la toma de posesión del nuevo mandatario de Ecuador, Rafael Correa, el próximo 15 de enero, en medio de la crisis diplomática que viven Quito y Bogotá por la fumigación aérea de plantaciones de coca en la zona fronteriza por parte colombiana.

Uribe indicó que una vez que lo decida lo comunicará formalmente al país, y reveló que hace dos días dialogó telefónicamente con el presidente Correa. "Fue una conversación muy fraterna y muy cordial. Le expliqué cómo debe hacerse una fumigación de cultivos ilícitos con glifosato. Él me recibió con una tónica muy amable", subrayó.

Asimismo, señaló que ha concedido entrevistas a varios medios de comunicación de Ecuador para profundizar sobre el químico utilizado en la fumigación de cultivos de coca cerca de la frontera. "Hablé con ellos sobre la utilización del glifosato de última generación que mejora los terrenos. En muchas partes de las zona agrícolas ya no utilizan el arado ni la rastra porque se lleva la capa vegetal. En vez de arado queman las malezas con glifosato", dijo el presidente.

"He explicado de manera franca que en vez de sufrir un perjuicio con el glifosato, habrá beneficios cuando se acaben las dificultades y los riesgos para el pueblo ecuatoriano", añadió el jefe del Estado. "En el último semestre hubo muchas capturas de guerrilleros colombianos dedicados a traficar con droga en Ecuador", subrayó.

Asimismo, Uribe anunció para la primera semana de febrero la convocatoria a sesiones extras del Congreso para que estudie los tratados de libre comercio suscritos con Estados Unidos y Chile. "Esta convocatoria la haremos para no antes de la primera semana de Febrero.- El congreso de Estados Unidos abordará el tema en las sesiones que comienzan el 20 del mismo mes", precisó el mandatario.

"Queremos mantenernos vigentes en un buen comercio con el mundo. El pueblo colombiano es muy capaz y aprende rápido. En el caso de Chile es muy promisorio porque tiene 16 millones de habitantes y tres mil 500 millones de consumidores", explicó el gobernante. Por otra parte, reiteró su propósito de realizar una campaña para que haya respecto por la vida y un rechazo general a todos los crímenes.

"Hasta hace cinco años, cuando se hablaba de un crimen en la terturlia popular se buscaba la justificación de ese crimen. Se decía que la persona había sido asesinada por mafiosa, por auxiliadora de los paramilitares o la guerrilla, porque debía dinero o porque era la novia de un narcotraficante", dijo en declaraciones a local 'RCN'.

Por último, agregó que el año pasado se registraron 16.600 homicidios frente al promedio de 30.000 que se venía presentando. "De todas maneras sigue siendo una cifra muy alta. También hemos bajado el secuestro de 3.000 a 350, pero deberíamos tener cero secuestro en el país", sentenció el presidente Uribe.