8 de noviembre de 2006

Colombia/EEUU.- Colombia, optimista sobre las futuras relaciones con los demócratas para la lucha antidrogas y el TLC

NUEVA YORK, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno colombiano se declaró hoy "optimista" sobre las futuras relaciones con la nueva mayoría demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, especialmente para la marcha del Plan Colombia de lucha antidrogas y la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC).

En declaraciones a la emisora local 'RCN' recogidas por Europa Press, la embajadora de Colombia en Washington, Carolina Barco, afirmó que está segura de que el apoyo a su país, "a la lucha conjunta, a la estrategia conjunta (contra el terrorismo y el narcotráfico), va a seguir".

Barco, quien anunció que Álvaro Uribe viajará la próxima semana a Washington para reunirse con congresistas estadounidenses, recordó que desde hace años "los demócratas han apoyado a Colombia", y agregó que la política del Gobierno colombiano es tener buenas relaciones con demócratas y republicanos porque los dos partidos reconocen que "por el bien de los dos países" deben seguir trabajando "en esta lucha contra el narcotráfico, el terrorismo, por la estabilidad" del país y de la región.

Al precisar la situación de temas vitales en las relaciones bilaterales, como el Plan Colombia de lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales, la embajadora recordó que esa estrategia, a la que Washington ha aportado 3.700 millones de dólares (2.900 millones de euros), se elaboró durante el mandato de Bill Clinton.

"Yo no creo que la ayuda militar se afecte. Es importantísimo mantener un buen diálogo, explicar lo que está pasando en Colombia y continuar nosotros con la política de derechos humanos que tiene que ir mejorando, pero que claramente es favorable", apuntó.

APOYO DE LOS DOS PARTIDOS

Barco subrayó que tampoco cree que "haya cambios en la ayuda en la lucha contra las drogas", ya que "es una política de Estado que cuenta con el apoyo de los dos partidos" y es considerada de interés nacional para Estados Unidos. "Ése tiene que ser el énfasis y debemos seguir por ese camino", puntualizó.

En cuanto al Tratado de Libre Comercio, que será suscrito el 22 de noviembre, Barco minimizó los efectos que en este trámite tendrá la nueva Cámara de Representantes, y explicó que dentro de los congresistas demócratas electos existe un grupo "que se denomina los 'demócratas azules' que son más amigos de los tratados de libre comercio".

"Posiblemente, dentro de esta nueva composición de Congreso puedan también empezar a jugar un papel" positivo para la marcha del tratado, agregó Barco, quien indicó que su Gobierno tratará de acercarse "a esas personas para que vean en el Tratado de Libre Comercio un complemento necesario para el Plan Colombia".