18 de noviembre de 2006

Colombia/EEUU.-El jurado del juicio contra Simón Trinidad no dictan veredicto por divergencias profundas de pensamiento

WASHINGTON, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

No se pudo llegar a un veredicto unánime en el caso de terrorismo y toma de rehenes del líder rebelde colombiano, Ricardo Palmera. Así lo afirmó ayer un jurado estadounidense, sin embargo un juez federal les ha instado a que sigan deliberando.

Después de 18 de escuchar a los distintos testimonios, los miembros del jurado deliberaron durante nueve horas antes de informar de que no pudieron llegar a veredicto. Simón Trinidad está acusado de tomar rehenes, de conspiración y de ayudar materialmente a terroristas.

Eso es una mala noticia para los fiscales en el caso contra Palmera, más conocido como Simón Trinidad, a quien acusan de conspirar para mantener como rehenes a tres estadounidenses después que el avión en el que se trasladaban se estrelló en Colombia.

Los jurados habían pedido leer una transcripción del testimonio de Palmera pero, antes de que les fuese enviado, le entregaron una nota al juez. "Consideramos que nuestras divergencias están sinceramente basadas en pensamientos profundos y son insolubles", decía la nota.

Tras un breve receso, el juez Thomas Hogan rechazó la petición de Palmera de que anulara el juicio y dijo a los miembros del jurado que sigan deliberando. El juez confirmó que considerará anular el juicio si los jurados regresan sin veredicto.

Palmera fue extraditado a finales del 2004, tras ser capturado en Ecuador. Enfrenta una posible condena de hasta 30 años en prisión, la máxima pena permitida en un tratado de extradición sellado entre Colombia y Estados Unidos.

Durante el juicio, Palmera negó haber visto a los tres ciudadanos estadounidenses cuyo secuestro, presuntamente, habría ayudado a secuestrar. Se trata de Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell --que a día de hoy siguen secuestrados-- y dijo que la organización de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es noble y pacífica.