2 de noviembre de 2008

Colombia/EEUU.- Los sindicatos colombianos rechazan las declaraciones del embajador estadounidense

BOGOTÁ, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los tres principales sindicatos colombianos coincidieron en rechazar el optimismo manifestado por el embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, quien aseguró que la situación para el sindicalismo colombiano es hoy mucho mejor que hace diez o quince años, informó Radio Caracol.

El presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez Esguerra, afirmó que seria una perversidad decir que como entre los años 2000 y 2001, hubo 184 sindicalistas asesinados y al año siguiente 94 y el año pasado 47, signifique una mejoría.

"Es tan grave la muerte de un sindicalista como la de mil y la comunidad internacional se encuentra preocupada por esta situación que se vive en Colombia, (como) para venir a decir hoy que la situación del sindicalismo en Colombia es mucho mejor que hace diez o quince años", indicó Gómez.

El dirigente sindical agregó que hay otro factor que tiene que tener en cuenta el embajador y es la muerte de organizaciones sindicales como Telecom, la Caja Agraria, los trabajadores portuarios y los sucesos de los últimos días con la industria azucarera.

Por su parte, para el vicepresidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Fabio Arias, el pronunciamiento del embajador de Estados Unidos en Colombia es una afirmación de los deseos y no corresponde sino a demostrarle al Gobierno norteamericano la necesidad urgente de firmar el Tratado de Libre Comercio con Colombia.

Agregó que para nadie es un secreto que la situación del movimiento sindical en el país sigue siendo sumamente delicada, porque se sigue despidiendo trabajadores y se niega el derecho a la asociación colectiva para los trabajadores del sector público.

El vicepresidente de la CUT aseguró que en los últimos 20 años el movimiento sindical ha sido víctima de una persecución violenta, de un proceso de aniquilamiento y las cifras lo corroboran, porque en esa época había una afiliación cercana al 15 por ciento de la población económica activa y hoy es del 4,5 por ciento.

Finalmente para el presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), Apecides Alvís, decir que es mejor la situación de los sindicalistas hoy que hace quince años es desconocer por completo el proceso histórico no solo de los trabajadores colombianos, sino también de los sectores sociales y la impunidad así lo demuestra, afirmó.