27 de octubre de 2015

El Ejército captura a tres guerrilleros del ELN implicados en la emboscada de Boyacá

BOGOTÁ, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ejército colombiano ha capturado a tres guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) por su presunta implicación en la emboscada tendida el lunes a un grupo de uniformados en una zona rural del departamento de Boyacá (noreste).

   "La ofensiva militar contra el ELN en Boyacá arroja los primeros resultados: tres capturados, uno de ellos herido", ha anunciado el general Luis Danilo Murcia, comandante de la Fuerza de Tarea Quirón, en su cuenta oficial de Twitter.

   Guerrilleros del ELN activaron un artefacto explosivo al paso de una comitiva de militares y policías que trasladaba los votos emitidos en las elecciones locales del domingo desde el resguardo indígena de Uwa hasta la cabecera municipal de Güicán.

   Murcia ha revelado que "el ataque fue perpetrado por la compañía Simacota, perteneciente Frente Oriental del ELN, cuyo cabecilla es alias 'Raúl'", con "una combinación de 'tatucos' y ametralladoras en una zona plagada de riscos y precipicios".

   Once soldados y un policía murieron, mientras que nueve uniformados resultaron heridos y, según ha revelado el ministro de Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas, dos militares han sido capturados por la insurgencia.

   "Nuestros héroes pelearon en todo momento, pero desafortunadamente el apoyo aéreo fue difícil por las condiciones climáticas, las nubes estaban bajas", ha explicado el jefe militar, indicando que las operaciones continúan.

   "La acción terrorista del ELN demuestra una vez más que son enemigos de la democracia, interrumpiendo elecciones y quemando votos", ha denunciado, al tiempo que ha enviado "un mensaje de fortaleza". "No tenemos miedo. Seguiremos luchando contra los enemigos de la patria y vamos a llevar la espada de la justicia", ha sostenido.

TREGUA BILATERAL

   La guerrilla --que ha rehusado confirmar la autoría de este ataque-- se ha limitado a reclamar una tregua bilateral para facilitar el inicio de un eventual diálogo de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos, según fuentes citadas por RCN Radio.

   El ELN y el Gobierno iniciaron en enero de 2014 conversaciones informales con el objetivo de acordar una agenda que sirva de base para un diálogo de paz similar al desarrollado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana.

   Aunque la intención del Ejecutivo de Juan Manuel Santos era que los dos proceso convergieran, lo cierto es que las negociaciones con las FARC están a punto de concluir --el 23 de marzo-- y las conversaciones con el ELN ni siquiera han arrancado.

   Desde el Congreso, distintos sectores --tanto del oficialismo como de la oposición-- han exigido a la Casa de Nariño que ponga fin a los "contactos exploratorios" con el ELN en respuesta a este ataque a las fuerzas de seguridad.

   "El Gobierno debe fijar una postura muy firme frente a que no va a tolerar este tipo de hechos 'ad portas' de un diálogo de paz. Si realmente hay una buena voluntad por parte del ELN, que lo demuestre", ha argumentado el senador liberal Juan Manuel Galán.