19 de octubre de 2009

Colombia.- El Ejército estudia las sanciones disciplinarias contra los militares que mataron por error a dos menores

BOGOTÁ, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ejército colombiano estudia en la actualidad qué tipo de sanciones se aplicará a los militares responsables de la muerte este sábado por disparos de dos primos de 15 y 16 años de edad en el municipio de Yondó, en el departamento de Antioquia (centro del país).

Fuentes testimoniales explicaron que un militar del batallón especial efectuó varios disparos al aire tras mantener una discusión con otro compañero militar en torno a las 7.30 hora local, supuestamente por la desaparición de sus cigarrillos, informa el diario colombiano 'El Tiempo'.

Los dos menores fueron alcanzados por los disparos a pesar de que, en los momentos de oir los disparos, aumentaron la velocidad en la motocicleta en la que viajaban, de acuerdo con testimonios de vecinos del lugar. "El error de los muchachos fue acelerar su marcha para intentar salvarse y terminaron muriendo en un lamentable error", explicó uno de ellos.

Los menores, identificados como Alexander Martínez Piñeres y Yeison Piñerez Rueda, estudiaban en el Colegio Concentración Educativo San Miguel. Uno de ellos falleció de manera instatánea, mientras que el otro lo hizó en un centro médico al que lo trasladaron.

La Fiscalía ya ha abierto una investigación para esclarecer la responsabilidad del batallón especial Energético Vial número 7 adscrito a la Segunda División del Ejército, responsable del error cometido.

EL EJÉRCITO ADMITE "UN ERROR"

El comandante de la Segunda División, general Ricardo Vargas, consideró que la Justicia ordinaria debe abrir un proceso contra los militares que, a su juicio, cometieron "un error", motivo por el cual los 36 militares que integran el batallón permanecen en sus guarniciones a disposición judicial.

"En primera instancia observo como un error esa acción militar en donde la justicia ordinaria debe abrir un proceso. Esos soldados estaban en San Miguel porque ese lugar se ha convertido en un corredor de movilización de guerrilleros de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y ELN (Ejército de Liberación Nacional) que vienen del sur de Bolívar", explicó, en declaraciones recogidas por 'El Tiempo'.

Por su parte, el comandante de la Quinta Brigada, general Jairo Aponte, aseguró que los militares del batallón especial no habían ingerido bebidas alcohólicas y precisó que los efectivos se dirigían desde el sur de Bolívar hacia Barrancabermeja, informa radio Caracol.