4 de abril de 2007

Colombia.- El ELN dice que la actitud "soberbia" del Gobierno "pone en peligro" el proceso de negociaciones

BOGOTA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) criticó hoy la actitud "soberbia" del Gobierno al afirmar que la agenda de negociaciones "está agotada" y exigir que en la próxima reunión del 12 de abril en La Habana se tengan "resultados concluyentes" para lograr la liberación de los secuestrados, y aseguró que esta actitud "pone en peligro" el proceso de paz.

El principal portavoz del ELN, Gerardo Bermúdez, alias 'Francisco Galán', cuestionó las declaraciones del alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, quien dijo que esperaba que en la próxima reunión este grupo "por lo menos" tenga una "decisión contundente sobre el cese de hostilidades" porque "al proceso le llegó su hora".

"Es muy difícil cuando a una mesa de negociaciones le llega con un ultimátum. Creemos que el Gobierno debe dejar su posición soberbia y arrogante", señaló el jefe rebelde a la emisora local 'RCN'.

Por su parte, el jefe de la delegación del ELN, Antonio García, advirtió que Restrepo "ha puesto en riesgo" el proceso de negociación que se reactivó en diciembre de 2005 con el comienzo de las "reuniones exploratorias" con las que se pretenden alcanzar acuerdos como la liberación de los secuestrados.

"El Comisionado se ha colocado en una ofensiva contra el proceso de paz, que lo coloca en riesgo", afirmó García al rechazar que la culpa sea del ELN en caso de que no se tengan los resultados que el Gobierno espera, porque no piensan tomar decisiones "unilaterales".

El líder guerrillero aseguró que el alto comisionado trata de "confundir al país" y pide aclarar si la actitud de Restrepo corresponde a la actitud que va a sumir el Gobierno de Álvaro Uribe a partir de ahora cuando retomen las rondas de negociaciones.

García destacó que el Gobierno "tiene pasar de un esquema impositivo a un esquema de crear acuerdos" y que no toda la responsabilidad recae sobre el ELN porque la otra parte "también tiene que hacer un cese el fuego, también tiene que parar una serie de hostilidades contra la sociedad".

De esta manera, invitó a la Iglesia Católica a que forma parte de estos "acercamientos de paz" con los representantes gubernamentales.

"Pensamos que así como la Conferencia Episcopal ha hablado con el Gobierno, también es importante que hablen con el ELN", insistió.

La reunión en La Habana es la sexta desde que reiniciaron las conversaciones exploratorias en diciembre de 2005. A partir del 12 de abril, comenzará entonces una fase de diálogos que podría durar unas seis semanas en las que ambas partes tendrán que definir un "acuerdo base" para concretar la negociación.