4 de marzo de 2008

Colombia.- El embajador de Colombia en Ecuador espera que ambos países sigan "por una senda de entendimiento y diálogo"

QUITO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Colombia en Ecuador, Carlos Holguín, dijo hoy antes de marcharse de Quito después de que el Gobierno del presidente, Rafael Correa, le expulsara por la crisis abierta entre ambos países, que tiene la "fe de que esto se va a poder arreglar, ojalá muy pronto" y que sigan "por una senda de entendimiento y de diálogo que permita un beneficio común".

Holguín, antes de partir, reiteró los lazos de amistad y hermandad que existen entre los pueblos ecuatoriano y colombiano.

El embajador que estuvo al frente de la legación diplomática colombiana en Quito casi tres años, se despidió después de la ruptura de relaciones entre ambos países y su expulsión ordenada por Correa después de que el pasado sábado el Ejército de Colombia realizara una incursión militar en Ecuador contra la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se saldó con la muerte de 22 guerrilleros, entre ellos el portavoz y número dos, 'Raúl Reyes'.

Holguín dijo a los medios de comunicación que se marcha de Quito con cierto sentimiento de "frustración" aunque tranquilo por haber cumplido de forma seria, responsable y discreta con su deber de representar al Gobierno colombiano.

Las relaciones bilaterales entre Colombia y Ecuador, dijo, "son complejas, pero yo siento que cumplí con el deber". En ese sentido, añadió que "la circunstancia" actual "escapa" a su manejo y que a él le hubiera gustado "concretar una serie de proyectos y una serie de acciones en beneficio de ambos países que veníamos adelantando".

El diplomático recordó que Quito y Bogotá tiene varios puntos comunes en su agenda como, entre otros, el proceso de regularización y la firma de un acuerdo internacional para el desarrollo fronterizo.

"Siempre Colombia ha visto al Ecuador como un país hermano, lo sigue viendo como un país hermano, seguimos siendo amigos, seguimos teniendo el mayor interés por el buen porvenir del Ecuador, de modo yo creo que esa voluntad la hay sin lugar a duda", insistió.