20 de julio de 2013

El embajador de EEUU en Colombia exige la liberación del militar estadounidense secuestrado por las FARC

BOGOTÁ, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Estados Unidos en Colombia, Michael McKinley, exigió la liberación "lo más pronto posible" del militar estadounidense secuestrado el pasado 20 de junio por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Nos enteramos este viernes, como el resto de Colombia, a través del comunicado de las FARC, así que estamos investigando las circunstancias en las que ocurrió el secuestro", declaró durante los actos de conmemoración de la independencia colombiana.

McKinley comentó que el secuestrado es un militar retirado de la Marina llamado Kevin Scott Sutay, que estaba haciendo un viaje de turismo por Sudamérica, declaración que contradice el comunicado de la guerrilla que explica que la captura de Scott "pone de manifiesto la activa participación sobre el terreno de militares y mercenarios estadounidenses en operaciones de contra insurgencia, bajo el eufemismo de contratistas".

El embajador agregó que una vez se enteraron del secuestro, se pusieron en contacto con la familia del militar y con el general José Roberto León Riaño, director de la Policía Nacional colombiana, para lograr su liberación, según informa la emisora colombiana Caracol Radio.

PIEDAD CÓRDOBA OFRECE SU AYUDA PARA SU LIBERACIÓN

Por otra parte, la exsenadora Piedad Córdoba expresó este sábado su voluntad de colaborar en todo lo necesario para la pronta liberación del norteamericano. "Estaré pendiente de esa gestión, una vez sea contactada por la Cruz Roja Internacional", señaló en la web del movimiento Poder Ciudadano, que ella lidera.

Córdoba, a través de un comunicado publicado este viernes, anunció su disposición de ayudar en la liberación de Scott como un gesto que facilite las conversaciones para alcanzar un acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC.

Las FARC solicitaron, para ese fin, una comisión humanitaria encabezada por Córdoba e integrada por un delegado de la organización humanitaria cristiana Comunidad de Sant'Egidio y el Comité Internacional de la Cruz Roja. Un portavoz del movimiento cristiano informó a los periodistas que ya entraron en contacto con representantes del Gobierno y la guerrilla.

Según la versión de las FARC, Scott logró adentrarse en territorio colombiano el 8 de junio, tras atravesar México, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y Panamá, además de pasar por Bogotá y la localidad de San José del Guaviare, en el centro del país, donde hay una base militar en la que hay supuestamente militares estadounidenses.