13 de mayo de 2006

Colombia/España.- Carlos Pérez defiende en Bogotá un desarrollo de Zaragoza equilibrado e integrador con los inmigrantes

ZARAGOZA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El Primer Teniente de Alcalde de Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Pérez, defendió ayer en Bogotá la necesidad de que Zaragoza consolide sus estrategias de desarrollo urbano y que logre un crecimiento equilibrado, orientado a resolver las necesidades de sus vecinos y con una vocación integradora hacia las personas que han llegado de otros países.

Estas afirmaciones se produjeron en el transcurso del 14 congreso del Cideu (Centro Iberoamericano de Desarrollo Urbano), que también ha centrado su declaración final en el problema de las migraciones.

El congreso ha reunido en la capital de Colombia a diversas entidades de 80 ciudades de España e Iberoamérica, que han analizado sus planes estratégicos y los mecanismos que aplican en sus localidades para materializar los conceptos teóricos y lograr urbes sostenibles y desarrolladas.

En el transcurso del encuentro se han celebrado además asambleas, consejos rectores y seminarios. El Primer Teniente de Alcalde de Zaragoza, Carlos Pérez, ponente de una de las sesiones de trabajo, vinculó los proyectos estratégicos de la ciudad al objetivo final de "favorecer una convivencia intercultural".

En este sentido, analizó las peculiaridades del Plan Estratégico de Zaragoza, que nació de la experiencia "participativa y consensuada" de Ebrópolis, y que ha defendido la especialización logística de Zaragoza, la unión con la red de alta velocidad de España, y el impulso de la ciudad del conocimiento, entre otros aspectos que deben orientar el futuro de la capital aragonesa, en la misma medida que los objetivos del 2008. "Pero todos estos propósitos e iniciativas deben tratar de que la ciudad progrese de manera equilibrada y siendo capaz de integrar a sus nuevos habitantes".

El responsable municipal recordó que en Zaragoza residen más de 50.000 inmigrantes, procedentes de 122 países del mundo, aunque predominan los originarios de Rumanía y Ecuador. "Debemos conseguir la mejora de la sociedad y que los derechos de estos nuevos habitantes sean equiparables a los ciudadanos originarios de nuestro entorno".

El congreso del Cideu ha aprobado además el manifiesto de Bogota, que reconoce el "gran desafío" que representan las migraciones para las ciudades y que obligan a un proceso "de asunción mutua". Por ello, aboga por un "acuerdo estratégico de la ciudadanía que optimice las oportunidades que ofrece la emigración". Además, propone acordar con los Estados la elaboración de políticas y estrategias, así como de asignación de recursos, capaces de resolver los problemas que genera una llegada masiva de emigrantes.

El congreso del Cideu ha renovado también sus cargos y ha nombrado presidente de la organización al alcalde de Buenos Aires. Zaragoza, que ya ocupó la presidencia en 200-2005, se mantiene en los órganos de dirección como vocal.

El Cideu nació hace once años con la intención de trabajar en común desde uno y otro lado del Atlántico para favorecer el desarrollo de las ciudades, como núcleos de capital importancia en el desarrollo de las comunidades humanas.