3 de marzo de 2008

Colombia-España llama a la "calma" a Colombia, Ecuador y Venezuela y pide resolver las "diferencias" por vía diplomática

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno dijo hoy que "sigue con preocupación" los acontecimientos desencadenados por la muerte el sábado del 'número dos' de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), 'Raúl Reyes', en un ataque militar colombiano en territorio ecuatoriano, e hizo un llamamiento a Colombia, Ecuador y Venezuela a la "calma" y a que resuelvan "sus diferencias" mediante la diplomacia.

"El Gobierno de España sigue con preocupación el desarrollo de los acontecimientos a raíz del enfrentamiento ocurrido el pasado sábado entre el Ejército colombiano y las FARC", indicó el Ejecutivo en un comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores.

En este sentido, precisa el texto, "España hace un llamamiento a la calma y encarece a las partes para que resuelvan sus diferencias, utilizando los canales diplomáticos, por medio del diálogo, la cooperación entre vecinos y la buena fe".

Por otra parte, el comunicado precisa que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "permanece en contacto con las partes y se pone a su disposición para colaborar en la recuperación del clima de entendimiento que debe reinar entre países vecinos, partícipes de la misma historia y miembros activos de la comunidad iberoamericana".

Zapatero recibió ayer una llamada telefónica del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, según confirmaron a Europa Press fuentes gubernamentales. Correa quería informar al presidente del Gobierno del ataque llevado a cabo por el Ejército colombiano en su territorio y que ha llevado a Quito a expulsar al embajador colombiano en Ecuador y a llamar a consultas a su embajador en Bogotá.

"Correa llamó a Zapatero hacia las 20:00 horas de ayer", indicaron las fuentes, que no quisieron entrar en detalles sobre el contenido de la conversación mantenida, salvo que ambos expresaron su "preocupación compartida por la situación".

El propio presidente ecuatoriano había adelantado en un discurso anoche a la nación que había mantenido contactos con varios dirigentes regionales y el presidente español para "compartir con ellos la gravedad de la situación". Asimismo, Correa hizo un llamamiento a la "solidaridad de la comunidad internacional".