12 de abril de 2011

Colombia.- España no daba en 2008 mucha credibilidad a los supuestos vínculos entre ETA y las FARC

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

España informó en junio de 2008 a EEUU de que la información conocida hasta esa fecha sobre posibles contactos entre ETA y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) no era "muy convincente", según uno de los cables diplomáticos filtrados por 'Wikileaks'.

Así se lo trasladó Javier Sancho, jefe de gabinete del anterior ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, en una conversación con el 'segundo' de la legación de EEUU en España en ese momento, Hugo Llorens, en junio de 2008, según queda reflejado en el telegrama.

En esa reunión, Sancho informó a EEUU de un reciente viaje de Moratinos a Venezuela y Colombia después de la operación colombiana contra una base de las FARC en Ecuador en la que falleció el líder guerrillero Raúl Reyes.

En uno de los correos electrónicos hallados en el ordenador de Reyes, las autoridades colombianas dijeron haber encontrado información que confirmaba que las FARC buscaban la colaboración de ETA para atentar en Madrid contra personalidades de este país, como el ex vicepresidente Francisco Santos y el ex presidente Andrés Pastrana, entre otros.

Tras esa información, la Fiscalía de la Audiencia Nacional inició los trámites para investigar la posible relación entre ETA y las FARC, aunque el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, llamaba a ser prudentes porque ETA "suele trabajar muy en solitario".

El cable de 'Wikileaks' también revela que España informó a EEUU de un plan que estudiaba con Colombia para establecer un radar en Ecuador y controlar así la frontera en el marco de la lucha contra las FARC.

Sancho explicó que esa iniciativa perseguía acabar con la excusa ecuatoriana de que no disponían de los medios para vigilar la frontera.

El entonces presidente de Colombia, Alvaro Uribe, dijo a Moratinos, tras consultar con sus expertos militares, que no pondría objeciones al plan siempre y cuando el radar lo controlara personal español.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha confirmado en declaraciones esta semana a una radio local haber recibido esa oferta de parte de España, pero ha indicado que su respuesta fue negativa, porque se la presentaron con la condición de coordinarse con Colombia y Ecuador consideraba que la lucha contra las FARC debían manejarla "soberanamente".

Preguntado por el objetivo que perseguía esa iniciativa --acabar con las excusas que Ecuador ponía en la lucha contra las FARC, según Sancho dijo a EEUU-- Correa ha indicado que no cree que ningún funcionario del Gobierno español pensara realmente eso y que se tratará de "una de las tantas imprecisiones que tienen estos cables".