1 de agosto de 2008

Colombia.- La española relacionada con las FARC alega que la incautación de los correos de Raúl Reyes fue ilegal

Su defensa recurre la imputación dictada por el juez Garzón y asegura que este grupo no es una organización terrorista

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

La defensa de Remedios García, la presunta responsable de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) imputada por un delito de colaboración con organización terrorista por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, ha presentado un recurso de apelación al auto en el que quedó en libertad bajo fianza de 12.000 euros en el que alega que los correos electrónicos que dirigió a Raúl Reyes, ex número dos de este grupo, fueron obtenidos de forma ilegal.

En un recurso de apelación presentado hoy a la Sala de lo Penal, el abogado de Remedios García, Enrique Santiago, sostiene que "no existe prueba de cargo suficiente para enervar la inocencia" de su cliente porque "el origen ilegal de las pruebas indiciarias que dan origen al procedimiento", en referencia a los correos electrónicos que ambos se dirigieron, "invalida cualquier posible actuación" contra ella.

Argumenta en este sentido que el ordenador de Luis Edgar Devia Silva, alias Raúl Reyes, fallecido en marzo pasado tras una operación del Ejército colombiano en Ecuador, fue incautado por las autoridades de este país después de llevar a cabo "la violación del espacio aéreo ecuatoriano y de los derechos humanos de los prisioneros".

"El Ejército colombiano no puede decomisar fuera de su jurisdicción", argumenta el letrado, que añade en su recurso que el informe forense de Interpol sobre los ordenadores y equipos informáticos de las FARC decomisados por Colombia "cuestiona la posibilidad de su uso ante los tribunales de justicia".

REUNIONES CON LA COMISIÓN INTERNACIONAL

En relación con los viajes que realizó a los campamentos de las FARC, en los que se entrevistó con los integrantes de su denominada Comisión Internacional, la defensa de Remedios García argumenta que a ellos han acudido "multitud de personas de diferentes nacionalidades, organizaciones políticas y financieras e incluso cargos públicos", entre los que menciona a los ex candidatos presidenciales Horacio Serpa, Ingrid Betancourt y Luis Eduardo Garzón.

En cuanto a los 6.000 dólares que entregó al integrante de las FARC Lucas Gualdrón, tal y como recogía el auto de Garzón, el escrito explica que tenían el objetivo de sufragar la intervención quirúrgica a la que éste tenía que someterse por encontrarse "gravemente enfermo".

Al igual que hizo durante su declaración ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, la defensa de García sostiene que las FARC no son una organización terrorista sino una guerrilla que mantiene un "conflicto armado" con el Gobierno colombiano.

García Albert, de 57 años, compareció el pasado domingo ante Garzón tras ser detenida un día antes en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) como presunta autora de un delito de integración en banda armada, en el marco de la denominada 'Operación Cali', llevada a cabo en coordinación y colaboración con las autoridades policiales de Colombia.

En su auto, Garzón consideraba acreditado que, "al menos desde 2000" Remedios García mantiene una "relación fluida, cercana a la integración" con la FARC a través de Raúl Reyes y otros representantes de la organización terrorista.