6 de marzo de 2007

Colombia.- El Estado reconoce su responsabilidad en el asesinato del líder de UP Manuel Cepeda Vargas

BOGOTA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Estado colombiano aceptó su responsabilidad en el asesinato del líder de la Unión Patriótica Manuel Cepeda Vargas, cometido en Bogotá el 9 de agosto de 1994, decisión que fue calificada como "histórica" por sus familiares.

El reconocimiento ha tenido lugar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pero ahora la familia pide que se conozca la verdad sobre los autores intelectuales del crimen y la presunta participación de altos mandos militares.

Iván Cepeda, hijo de Manuel Cepeda, manifestó que si bien el Estado reconoce parte de su responsabilidad en el asesinato de su padre, se debe esclarecer si hubo una actuación conjunta de altos mandos militares y grupos paramilitares en los hechos.

"Sabemos que detrás del asesinato de mi padre hubo altos mandos militares, tenemos información sobre el general Ramón Emilio Gil y el general Harold Bedoya Pizarro, además de integrantes del Grupo de los Ocho, prestantes miembros de la sociedad colombiana", señaló Cepeda.

Así, añadió que después del asesinato de Manuel Cepeda Vargas, la familia tuvo que padecer el exilio y una serie de amenazas contra su vida. "Cuando fueron condenados dos suboficiales por los hechos, tuvimos que salir durante tres años y medio del país", indicó.