30 de enero de 2015

La ex directora del DAS se entregará a la justicia colombiana

La ex directora del DAS se entregará a la justicia colombiana
REUTERS

BOGOTÁ, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La ex directora del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) --servicios de Inteligencia colombianos-- María del Pilar Hurtado se entregará a la justicia, después de pasar cuatro años en paradero desconocido tras huir del país por el escándalo de las 'chuzadas'.

   "Su intención es entregarse", ha dicho su abogado, Jaime Camacho, en una entrevista concedida este viernes a la emisora colombiana La FM. "No tengo detalles, simplemente me dijo que esa era su voluntad", ha recalcado.

   Camacho ha explicado que la ex directora del DAS considera "que no ha evadido la justicia". "Ella siempre tuvo status jurídico y, una vez agotado, se somete a la ley, como siempre ha estado sometida a la ley", ha indicado.

Relacionadas

   El anuncio se ha producido justo después de que la Policía Internacional (Interpol) emitiera una orden de captura contra Hurtado por violación ilícita de las comunicaciones, abuso de poder, concierto para delinquir, falsedad en documento público y peculado.

   Hurtado huyó de Colombia en 2010 tras destaparse el escándalo de las 'chuzadas' (interceptación de las comunicaciones) llevadas a cabo por el DAS durante el Gobierno de Álvaro Uribe contra periodistas, activistas, políticos y jueces.

   Ese mismo año la ex directora del DAS consiguió asilo político en Panamá, pero en 2014 la Corte Suprema de Justicia (CSJ) lo declaró inconstitucional, dejando vía libre a Colombia para solicitar la extradición de Hurtado.

   Sin embargo, el Gobierno de Ricardo Martinelli negó la extradición de Hurtado, acusada de espionaje por Colombia, y aunque su sucesor, Juan Carlos Varela, expresó su voluntad de solucionar el caso, finalmente no ha podido revocar la decisión del anterior Ejecutivo.

   No obstante, el pasado 14 de enero la Oficina Nacional para la Atención de los Refugiados (ONPAR) de Panamá rechazó otorgar a Hurtado el estatus de refugiada política, decisión que es irreversible, si no cambian las circunstancias del caso.