29 de noviembre de 2007

Colombia.- La ex mujer de Chávez advierte de la posibilidad de que el Gobierno de Venezuela manipule el referéndum

BOGOTÁ, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ex mujer del presidente Hugo Chávez, advirtió hoy de la posibilidad de que el Gobierno de Venezuela manipule o cometa fraude en los resultados del referéndum al que están convocados los venezolanos el próximo domingo para votar 'Sí' o 'No' a la reforma de la Constitución.

"Lo que vivimos en Venezuela es una bomba de tiempo, la pólvora está regada, solo falta el detonante", manifestó María Isabel Rodríguez, quien agregó que a Chávez le sería "muy difícil" reconocer una derrota ante las elecciones del próximo domingo y dijo que su reacción, en ese caso, sería impredecible.

"El poder ejerce un efecto hipnótico, adictivo, engolosinador, eso le pasó a Hugo Chávez", lamentó la ex mujer del gobernante, en declaraciones a la emisora colombiana Caracol Radio.

Por otra parte, Rodríguez, indicó que el presidente de Cuba, Fidel Castro, ejerce una gran influencia sobre las actuaciones de Chávez, y que él es la guía de su ex marido a la hora de tomar las decisiones que afectan a Venezuela.

La ex esposa del presidente Chávez dijo también que si el gobernante fue capaz de amenazarla a ella, María Isabel Rodríguez, por opinar contra su gobierno, "contra el presidente Uribe sería peor". Aseguró que su ex marido la amenazó de muerte por opinar públicamente contra las decisiones del Gobierno venezolano.

"Si es capaz de hacer esto a título personal con la madre de su hija, me imagino que con el presidente Uribe sería peor", dijo la ex esposa de Hugo Chávez.

Rodríguez añadió que aún se desconoce la magnitud real de los efectos que podrá tener la postura del presidente venezolano contra su par colombiano, Álvaro Uribe, sobre todo en la economía de ambos países.

"Me enamoré de un ideal, de un hombre que me vendió la posibilidad de hacerle una redención social a mi país, de librar una batalla contra la pobreza, contra la injusticia, sin embargo han pasado nueve años y la corrupción sigue andando", lamentó la ex primera dama.