25 de noviembre de 2013

Exguerrillero asegura que las FARC "no tienen nada que hacer"

Denuncia el consumo abusivo de drogas y alcohol en la guerrilla y malversación de fondos

Exguerrillero asegura que las FARC "no tienen nada que hacer"
EUROPA PRESS

   MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El exguerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Medardo Maturana Largacha, alias Tomás González, ha asegurado este lunes que "la guerrilla no tiene ya nada que hacer" y que finalmente las FARC tendrán que firmar la paz porque "no tienen alternativa".

   El exmiembro de la guerrilla, que dejó de formar parte de las FARC el pasado mes de septiembre gracias al proyecto de desmovilización y desarme del Gobierno colombiano, ha asegurado que si "no cumplen el acuerdo de paz, les caerá encima el peso de lo jurídico".

   "Toda la comunidad internacional quiere que haya acuerdo. Desde el punto estratégico, la guerrilla no tiene ya nada que hacer, así que tienen que acordar garantías", ha asegurado González durante un encuentro celebrado este lunes en la Casa de América de Madrid.

   González, que ingresó voluntariamente en las FARC tras liderar diferentes organismos comunistas estudiantiles, ha explicado que decidió participar en el programa de desmovilización debido a la "desfiguración del contenido político e ideológico". "Una cosa es lo que la guerrilla plantea frente a la sociedad, y otra lo que ve realmente", ha asegurado.

   "Estaba desencantado", sostiene González. "Colocaban minas antipersona de forma arbitraria, en las que caían tanto civiles como los propios guerrilleros. Había desórdenes con la población civil porque los altos mandos eran unos borrachos", ha explicado el exguerrillero.

CONSUMO ABUSIVO DE ALCOHOL Y DROGAS

   González acabó siendo acusado de insubordinación tras denunciar el consumo abusivo de alcohol y drogas de sus superiores, así como la malversación de fondos y la corrupción que había visto en la guerrilla. "Si yo hubiera sabido la mitad de lo que eran las FARC, no habría ingresado", ha sentenciado.

   Tanto González como su compañera Claudia Roa, que también ha participado en el encuentro, han denunciado los abusos cometidos por los guerrilleros y han asegurado que deberán ser los responsables de la reparación de daños que debe llevarse a cabo en el país.

   Roa, que ingresó en las FARC con 14 años después de que le aseguraran que podría seguir sus estudios, ha denunciado los obstáculos que los comandantes de la guerrilla le pusieron cuando se quedó embarazada. "Tener hijos era un privilegio para los comandantes de las FARC", ha explicado.

OPTIMISMO ANTE LA PAZ

   Tomás González ha manifestado su optimismo ante el diálogo de paz en marcha y ha asegurado que "la sociedad, los políticos, los medios de comunicación y las ONG: todos quieren la paz". "No sólo en Colombia, sino en toda América Latina, porque es un conflicto que permea en los países vecinos".

   "Los dos primeros puntos del acuerdo --el plan de desarrollo rural y la inclusión de los guerrilleros en la vida política-- son los más polémicos", ha asegurado optimista el exmiembro de la organización, que ha concluido haciendo hincapié en que a pesar de la controversia "ya se ha llegado a algún acuerdo".