16 de octubre de 2006

Colombia.- El expresidente Andrés Pastrana critica el proceso de negociación con los paramilitares

BOGOTÁ, 16 Oct. (EP/AP) -

El ex presidente colombiano, Andrés Pastrana aseguró hoy que los jefes paramilitares ordenaron 3.000 asesinatos mientras negociaban la paz con el actual gobierno, en una denuncia que fue cuestionada de inmediato por el vicepresidente Francisco Santos.

"Quienes negociaban con el gobierno de Álvaro Uribe, asesinaron a más de 3.000 personas. Mientras estaban sentados en la mesa de negociaciones de Santa Fe de Ralito, hubo irregularidades y el país necesita saber que pasó", dijo Pastrana en una entrevista telefónica desde España con RCN radio.

Las negociaciones de paz que desmovilizaron a unos 30.000 combatientes y auxiliares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) comenzaron en julio de 2003 en Santa Fe de Ralito, un pequeño poblado del norte del país. Aún hoy el Gobierno está tratando de encarcelar a varios de los comandantes que habían anunciando su sometimiento a la justicia.

Los investigadores de la Fiscalía hallaron cientos de cadáveres en los últimos meses en el norte de Colombia, según informaron algunos paramilitares desmovilizados que se han acogido a la Ley de Justicia y Paz que les garantiza penas reducidas a cambio de la confesión de sus delitos.

El nivel de barbarie llegó a tal punto que en medio de los diálogos de paz se produjo el asesinato del fundador de las AUC, Carlos Castaño, a manos de sus propios compañeros de armas en represalia por su intento de someterse a la justicia de Estados Unidos que lo reclamaba por delitos de narcotráfico.

El Procurador General, Edgardo Maya, confirmó que sus investigadores están buscando unos 2.000 cadáveres de víctimas de los grupos paramilitares que fueron creados hace más de 20 años por hacendados para protegerse del asedio de las guerrillas izquierdistas.

"Actualmente, se adelanta la búsqueda de 2.000 cadáveres, no sólo en la costa atlántica sino en otras partes", dijo Maya al ser consultado por prensa sobre las denuncias de Pastrana.

"Tenemos la preocupación por la violación de los derechos humanos en Santa Fe de Ralito, queremos analizar el nivel de homicidios cometidos y esclarecer estos crímenes", agregó.

El vicepresidente Francisco Santos se mostró sorprendido por la denuncia de Pastrana, quien hasta hace tres meses fue embajador del presidente Uribe en Washington.

"No sólo no conozco esa cifra sino que va en contravía de las que manejan organizaciones no gubernamentales y que señalan que el proceso de paz con los paramilitares evitó por lo menos 10.000 muertos", dijo Santos a RCN Radio.

"El ex presidente Pastrana debería revelar la fuente de semejante cifra", agregó. Pastrana aseguró que en las negociaciones con los paramilitares "hubo acuerdos por debajo de la mesa" y pidió a Uribe claridad.

Recordó que hace tres años denunció los vínculos de congresistas y dirigentes políticos con los jefes paramilitares, que se han conocido en los archivos de un computador de Rodrigo Tovar Pupo, alias "Jorge 40", uno de los más importantes jefes de las AUC.

Cuatro diputados provinciales del departamento de Sucre han sido detenidos y cinco congresistas serán investigados por informaciones descubiertas en el computador de "Jorge 40".

Pastrana adelantó sin éxito negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entre enero de 1999 y febrero de 2002, que se vieron acompañadas de un auge de la violencia guerrillera con secuestros de políticos, ataques a pueblos y atentados contra la infraestructura.