19 de septiembre de 2012

Colombia.- El expresidente Pastrana subraya que "no va a ser fácil" lograr la paz con las FARC y pide apoyo para Santos

BOGOTÁ, 19 Sep. (Reuters/EP) -

El expresidente colombiano Andrés Pastrana ha advertido este miércoles de que "no va a ser fácil" que el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sellen la paz al término del proceso de diálogo que arrancará en octubre, pero ha llamado a apoyar al actual mandatario en sus esfuerzos.

Las últimas negociaciones con la guerrilla datan precisamente del Gobierno de Pastrana, que promovió una serie de contactos mantenidos entre 1999 y 2002.

El expresidente ha señalado en una entrevista a Reuters que él fue elegido "para hacer la paz" y, en este proyecto, contó con el apoyo del "cien por cien" de la ciudadanía, el mismo respaldo con el que contaría su sucesor Álvaro Uribe "para hacer la guerra".

En el caso de Santos, sin embargo, "las encuestas muestran un país dividido". Un sondeo reciente de la empresa Napoleón Franco refleja que el 77 por ciento apoya el nuevo proceso de diálogo, mientras que el restante 23 por ciento está en contra.

Pastrana canceló el proceso de paz hace 13 años por la intensificación de los ataques y los secuestros y, en este sentido, ha recordado que esta nueva etapa también puede implicar un aumento de los atentados de las FARC para demostrar fortaleza frente al Gobierno. Si esto sucediese, Santos se vería obligado a adoptar decisiones "duras", ha apuntado su predecesor.

Otro de las cuestiones a tener en cuenta, a juicio de Pastrana, es la aparente división de la guerrilla, ya que en la actualidad no pivotaría en torno a la figura de un líder único como fue Manuel Marulanda Vélez, alias 'Tirofijo', fallecido en 2008.

"En el caso de la negociación nuestra uno sabía que cuando Marulanda estaba y tomaba una decisión era monolítica", ha explicado, antes de lanzar una pregunta al aire. "¿Hoy esa decisión es monolítica o habrá frentes que se quieran quedar con el negocio del narcotráfico o que no quieran entrar en un proceso de paz?".

Los representantes de las FARC que comparecieron hace dos semanas en La Habana para confirmar el inicio del proceso alegaron que existe plena unidad en las filas insurgentes, pero fuentes de los servicios de seguridad han revelado que algunos frentes y comandantes involucrados en la producción y tráfico de cocaína no están del todo de acuerdo.

Pastrana ha citado como ejemplo de estas posibles disensiones la ausencia en la negociación de figuras del sector militar como Joaquín Gómez, miembro del Bloque Sur, uno de los más activos y que forma parte del "corazón del narcotráfico".

"No va a ser fácil, hacer la paz es difícil", ha declarado Pastrana, que considera importante "acompañar al presidente en este proceso". El antiguo mandatario colombiano ha admitido que la paz podría no llegar en cuestión de ocho o nueve meses, como plantea la actual administración, por la complejidad de los temas que hay sobre la mesa.