13 de agosto de 2006

Colombia.- La familia de Mariano Gallardo, asesinado en Cali, trata de agilizar los trámites para su repatriación

ALBACETE, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

La familia del albaceteño Mariano Gallardo asesinado el pasado fin de semana en Cali (Colombia) trata de agilizar los trámites legales para repatriar el cuerpo y darle sepultura en la ciudad.

Gallardo, que se dedicaba a la representación taurina y a temas publicitarios, fue encontrado, según confirmó su cuñada Maribel Martínez --esposa de su hermano Juan Carlos y portavoz de la familia-- por una mujer que, al parecer lo conocía, cuando llegó al apartamento de éste, donde se encontró todo revuelto.

El albaceteño yacía en el suelo, con un tiro en la cabeza y, aunque todavía respiraba, lo llevaron al hospital donde murió unas horas después.

Según Maribel Gallardo, Mariano les dijo, en septiembre de 2005, que se iba a Estados Unidos, pero parece que finalmente su destino fue Colombia, puesto que el visado a este país americano lo tiene con fecha de entrada del 5 de octubre del pasado año.

La portavoz de la familia relató a Europa Press que el mismo día que les avisaron --mediante la policía Local de Albacete, a la que parece ser que les avisó la misma mujer que encontró al fallecido en su casa-- se pusieron en contacto con la Embajada de España en Colombia, pero no había nadie al ser domingo.

Al día siguiente, festivo allí, lo volvió a intentar y le contó lo sucedido a la persona que le atendió por teléfono, y ésta le dijo que ya le llamarían pero que no tenían conocimiento de ningún español asesinado con esos datos.

Días después, el miércoles volvió a llamar a la Embajada y apuntó que se quedó "estupefacta" porque allí le dijeron que no les constaba que ella hubiese realizado la llamada días antes ni que hubiese preguntado por nadie. Ese mismo día por la tarde, Maribel ya recibió la llamada del Consulado de España en Colombia donde le confirmaron que el cuerpo estaba en el Departamento de Medicina Legal, que lo había identificado y que le habían dicho que sí era Mariano Gallardo.

Desde el Consulado, señaló Maribel Martínez "sí nos han estado ayudando mucho e incluso nos dijeron que no viajáramos allí que era muy peligroso". Sin embargo, la familia está preocupada porque también les plantearon que, si había sido asesinado como parece ser que se confirma, iban a tener muchos problemas, si es que finalmente podían, para hacer la repatriación del cadáver. "Nosotros lo que queremos es darle aquí el entierro y que esté aquí, con su familia".

De momento, la familia seguirá en contacto esta semana con el Consulado para continuar los trámites y ver si los agilizan para poder repatriar el cuerpo. Mariano Gallardo estaba recién separado de su segunda esposa y tenía cuatro hijos de entre 28 y 22 años.