14 de octubre de 2006

Colombia.- Las FARC acusan al Gobierno de desligitimarlas al culparlas de atentados que pudo preparar el ejército

BOGOTÁ, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) calificaron como parte de una campaña de "desinformación" el hecho de que el gobierno las haya responsabilizado de atentados con explosivos que podrían haber sido preparados por militares.

El integrante del Secretariado de las FARC, Iván Márquez, en un artículo de opinión enviado a ANNCOL -la agencia que publica informaciones de la guerrilla- acusa al gobierno de Uribe, de que siguiendo la doctrina estadounidense de seguridad democrática, de estar "causando irreparables destrozos a Colombia, a sus perspectivas como colectividad, afirmó hoy.

Esta es la primera vez en que los rebeldes izquierdistas mencionan los decomisos y atentados con explosivos que las autoridades aseguraron eran parte de una ofensiva de esa guerrilla contra la inauguración del segundo mandato de Álvaro Uribe el 7 de agosto.

Márquez, en el comunicado, continúa diciendo que además de la represión brutal a la que están sometidos el Gobierno aplica leyes draconianas para humillar o disuadir la inconformidad social a favor de la política neoliberal. Ahora "el Estado explota bombas contra objetivos civiles y militares con la pérfida intención de inculpar a la insurgencia apuntando a su deslegitimación, y de mostrar resultados en busca de oxígeno para la desprestigiada seguridad democrática gubernamental", afirmó.

El integrante del secretariado de las FARC lamenta además que sea un comandante del ejército quien reconozca que un coronel, un mayor y un capitán del B-2 del ejército estén "detrás de los atentados dinamiteros en Bogotá, y el Presidente, consecuente con su torcida política, parece exculparlos ante la opinión".

Márquez culpa a Álvaro Uribe de incitar a los militares y le responsabiliza de la captura de más de 120 mil ciudadanos "bajo la falsa imputación de guerrilleros". El guerrillero afirma que asesinar civiles y después uniformarlos y mostrarlos en los medios de comunicación como "'guerrilleros muertos' en combate no es una práctica aislada de la IV Brigada del ejército en Antioquia, sino la práctica cotidiana" de todas las Brigadas militares de Colombia.

"Nos sumamos a la indignación del país y de los buenos soldados de la patria por tanta desinformación y estafa a la opinión proveniente del Estado y del gobierno y por los crímenes y desafueros de los montajes de la infamia", concluyó Márquez.

En la actualidad las autoridades investigan a varios miembros del ejército por estar presuntamente relacionados con los aparentes montajes que tenían el objetivo de captar recompensas y causar buena impresión en oficiales superiores. Pero el fiscal general Mario Iguarán afirmó esta semana que no han encontrado evidencias que vincule a los militares con los hechos.

El escándalo salió a luz el 7 de septiembre cuando el ministerio de la Defensa emitió un comunicado en el que mencionó las sospechas de que dos de sus oficiales participaron en esos montajes.

Las FARC son la guerrilla más antigua del país y han cometido innumerables atentados explosivos. Entre los ataques más cruentos que se les atribuye está la voladura de un exclusivo club social en la capital el 2003 que dejó más de 30 muertos.