12 de agosto de 2007

Colombia.- Las FARC apoya la decisión del Supremo de retirar a los paramilitares los beneficios del acuerdo de paz

BOGOTÁ, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mostraron hoy su apoyo a la decisión de la Corte Suprema de Justicia de Colombia de rebajar la calificación de los paramilitares a criminales comunes y les despoja de los beneficios del acuerdo de paz al que llegaron con el Ejecutivo del presidente Álvaro Uribe, al considerar que estos no tuvieron motivaciones políticas o ideológicas, sino criminales.

De acuerdo al comunicado difundido hoy en la página web de las FARC el hecho de que el Supremo colombiano establezca "claramente que paramilitarismo no es sedición, ha provocado la más delirante sublevación del presidente Álvaro Uribe frente a un fallo, que según las propias convenciones del Estado, debió acatar con serenidad".

Uribe, dicen las FARC, ha reaccionado burlando "el derecho de las víctimas y de la sociedad a que se haga justicia" al acusar a la Corte Suprema de posicionarse contra los paramilitares y a favor de la citada guerrilla.

Además, recuerdan al mandatario que la Corte le advirtió de que no se puede cometer el "funesto error" de identificar la delincuencia común con la política y "le ha reiterado que concierto para delinquir no es sedición".

En otro párrafo del comunicado, firmado desde las "montañas de Colombia", acusan a Uribe de estar "desesperado" por cumplir el llamado 'Pacto de Ralito' "que lo compromete con las exigencias de impunidad absoluta de sus socios narco-paramilitares" y le insisten en que la designación de delito político "no está supeditada a los vaivenes emocionales o a los sentimientos" de un mandatario, que consideran fue apuntalado por las Autodefensas Unidas de Colombia.

Por otro lado las FARC sostiene que los paramilitares son responsables de "masacres de población inerme, el descuartizamiento de personas con motosierra, el desplazamiento forzoso, el despojo de tierras, el narcotráfico, el lavado de activos" actos que no estuvieron motivados por el altruismo.

La declaración de las FARC, firmada por el comandante Iván Márquez, miembro del Secretariado de esa guerrilla, indica que hay que acabar con las que calificó de "incoherencias" del presidente "ilegítimo", quien "decretó la muerte del delito político y hoy pretende revivirlo en un proyecto de ley, sólo para favorecer a sus paramilitares del alma. Realmente Uribe está enredado en sus propias espuelas".

Finalmente, manifestaron su opinión de que Colombia tiene que tratar de llegar a "un gran pacto social por la paz" en el que participen "todas las organizaciones políticas y sociales, incluida la guerrilla" para sentar "las bases y derroteros" de una "nueva Colombia" al estilo de la que "quería el libertador" (Simón Bolívar).

DECISIÓN SALUDADA

La decisión tomada por la Corte Suprema de Justicia a mediados de julio establece que militar en las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) no tiene motivaciones políticas sino criminales. Este hecho puso en riesgo el acuerdo de paz de Ralito entre los paramilitares y el gobierno que dispuso la desmovilización de unos 31.000 'paras' a cambio de que confesar sus actos y recibir penas de prisión reducidas.