6 de abril de 2014

FARC: Hay "condiciones reales" para firmar la paz

FARC: Hay "condiciones reales" para firmar la paz
REUTERS

BOGOTÁ, 6 Abr. (Notimérica/EP) -

   El comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), 'Ricardo Téllez', ha afirmado que "nunca como ahora han existido reales condiciones para sacar adelante un tratado de paz estable y duradero" con el Gobierno.

   'Ricardo Téllez' ha alertado, en una entrevista concedida al diario ecuatoriano 'El Telégrafo', de que "la falta de voluntad" del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para "imponer" los acuerdos de paz, podría acabar con el proceso.

   A este respecto ha señalado como "enemigos de la paz" al ex presidente colombiano Álvaro Uribe, "paramilitares, terratenientes, ganaderos, mafiosos y algunos oficiales corruptos de las Fuerzas Armadas, todos agrupados en la extrema derecha y que, siendo poderosos, apenas representan una minoría que se lucra de la guerra".

   "En su defecto, el entorno internacional es altamente favorable y no se escuchan voces disonantes contra el proceso de paz desde ninguno de los centros mundiales de poder", ha valorado el jefe guerrillero.

   Además, ha insistido en la necesidad de celebrar una Asamblea Constituyente para tratar "los temas álgidos en los cuales no hayamos podido ponernos de acuerdo" y que, una vez aceptados, "quedarían blindados y no al arbitrio de tal o cual Gobierno".

   "El hecho de que el constituyente primario, que es el pueblo, pueda expresarse y aportar a la solución final del conflicto armado, nos genera confianza para avanzar hacia un tratado de paz estable y duradero, que sería la nueva Constitución", ha explicado.

   'Ricardo Téllez' también ha argumentado que "la actual Constitución, que opera desde 1991, se le ha quedado estrecha al país" porque "el 'establishment' la reformó a su medida". "La mayoría de instituciones vigentes es caduca", ha sostenido.

PRIMEROS ACUERDOS

   Por otro lado, ha valorado los acuerdos firmados en la mesa de negociaciones de La Habana, que se refieren a los puntos uno y dos de la agenda de paz: política agraria y desarrollo rural y participación política.

   El comandante de las FARC ha explicado que "la tierra está en el centro del conflicto", algo que --ha admitido-- "desde el exterior podría parecer que carece de importancia porque en otros países del continente ya se han logrado avances significativos en materia agraria".

   "Pero ese no es el caso para Colombia. Aquí existen latifundistas, ganaderos y terratenientes que se han quedado estancados en el feudalismo y a los que cualquier tímida reforma les produce espanto", ha afirmado.

   'Ricardo Téllez' ha denunciado que "en Colombia la concentración de la propiedad de la tierra no cesa de aumentar: hoy el 5 por ciento de los propietarios posee el 87 por ciento de la misma". Frente a ello, "las FARC proponemos un mínimo de 20 millones de hectáreas para su distribución gratuita entre los campesinos", ha señalado.

   Asimismo, ha considerado "injustificable" que "Colombia solo disponga de cinco millones de hectáreas para la producción de alimentos". "Hemos llegado al absurdo de importar productos que nuestros campesinos pueden cultivar para satisfacer las necesidades internas y, a su vez, exportar excedentes", ha criticado.

   En lo tocante al segundo acuerdo, ha sostenido que "las FARC es una organización esencialmente política que hace uso de las armas porque en Colombia no hay espacio para la confrontación civilizada de ideas". "El régimen asesina al oponente político. El terrorismo de Estado en todas sus variantes es la constante", ha dicho.

   De ahí --ha apuntado--, la necesidad de "un estatuto para la oposición política" para luchar contra "el bipartidismo liberal-conservador, que se tornó en partido único de Gobierno" y contra las cúpulas de los partidos, "que se han convertido en verdaderas mafias para repartirse los cargos oficiales y los contratos del Estado".

   También ha cargado contra el sistema electoral colombiano "que es uno de los más atrasados y corruptos del continente". "La compraventa del voto, las dádivas, la circulación de los dineros de la mafia, empresarios, banqueros y terratenientes, corren aparejados a los dineros de los contratistas del Estado y de los camuflados auxilios parlamentarios", ha denunciado.

   "La mayoría de los colombianos cree que vive en democracia porque de tiempo en tiempo se realizan elecciones, pero nuestro pueblo no conoce la democracia ni la perspectiva de hacerla real", ha lamentado el portavoz del grupo armado.

   Si bien, ha destacado que "las mayorías nacionales pueden imponer la democracia en un primer momento, lo cual abriría las puertas para el silenciamiento de los fusiles y, en un proceso de acumulación de fuerzas, disputar el poder a los detentadores actuales".