28 de febrero de 2006

Colombia.- Las FARC asesinaron a 37 personas y causaron 21 heridos desde el 31 de diciembre de 2005

Uribe adelanta un consejo de seguridad en el municipio donde ayer fueron asesinados nueve concejales

BOGOTÁ, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los ataques de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la guerrilla más antigua y más n uemrosas existente en el país, han causado 37 muertos y 21 heridos, desde que el grupo comenzó una serie de ofensivas en varios departamentos del país, la última de ellas sucedida ayer con el asesinato de nueve concejales en Huila.

Estos ataques de la guerrilla se han centrado fundamentalmente en las provincias de Meta, Guaviare, Arauca, Caquetá , Vichada y el Huila y se han cobrado la vida de 16 agentes de los cuerpos de seguridad del Estado, 19 civiles y dos guerrilleros.

La campaña de violencia comenzó la noche del 31 de diciembre del 2005 cuando integrantes de la guerrilla volaron dos torres de energía que dejaron sin luz a cinco municipios del sur del Putumayo. Posteriormente hicieron llegar sus amenazas a los transportadores de esa región del país, que, a día de hoy mantienen semiparalizada la terminal de Mocoa.

El pasado 20 de enero, durante la jornada de erradicación de cultivos ilícitos en la Sierra de la Macarena en el departamento de Meta, la guerrilla asesinó a 14 agentes de Policía y soldados, utilizando francotiradores y minas antipersona. En total más de 500 campesinos de la zonas tuvieron que ser trasladados a otras regiones del país, al verse afectados por los disturbios.

La siguiente ofensiva se produjo en la provincia de Arauca el pasado 17 de febrero donde guerrilleros hicieron explotar una bicicleta bomba que se saldó con tres civiles heridos. Más tarde, se produjo otra explosión en la región que produjo el corte de los cables eléctricos en Tame, que dejó sin luz durante varias horas a la población y a Puerto Rondón.

RECRUDECIMIENTO DE LOS ATAQUES

Sin embargo, los ataques más sangrientos se han registrado a raíz de este fin de semana. El sábado en Caquetá, guerrilleros de las FARC dispararon contra un vehículo que transportaba civiles y causó la muerte a nueve de ellos. Además 11 personas resultaron heridas. Esta acción se enmarca en la campaña de las FARC de cortes de trasporte público y de mercancías como protesta por la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC), entre el Gobierno de Alvaro Uribe y el de Estados Unidos.

Este mismo fin de semana, en el departamento de Vichada, la guerrilla plantó varias minas antipersona en una calle principal de la población de Cumaribo, asesinando a dos personas que viajaban en un turismo particular, según recoge Radio Caracol.

La última masacre fue la llevada a cabo ayer en el municipio de Rivera, provincia de Huila, donde guerrilleros armados irrumpieron en un restaurante donde varios concejales celebraban una comida de trabajo y dispararon. El saldo fue de nueve concejales muertos y otros tres heridos.

Tras este suceso, la Policía nacional ha anunciado una revisión inmediata de las medidas de seguridad en torno a los concejales de todo el país, concediendo prioridad a algunas localidades de Caquetá, Huila, Meta, Cauca y Tolima, donde se registran mayor número de ataques.

Además, en las próximas horas, el presidente Alvaro Uribe adelantará un consejo de seguridad en el municipio, ubicado a 15 kilómetros de Neiva, capital del estado de Huila.

Según la Federación de Concejos Municipales en los últimos cinco años han sido asesinados 237 concejales en el país, mientras que más 2.000 han tenido que desplazarse con sus familias hacia otros lugares, por amenazas de diversos grupos armados.