10 de diciembre de 2013

FARC dicen que la destitución de Petro es un "golpe" al proceso de paz

FARC dicen que la destitución de Petro es un "golpe" al proceso de paz
YOUTUBE

BOGOTÁ, 10 Dic. (Reuters/EP) -  

   La guerrilla colombiana de las FARC ha calificado este martes como un "grave golpe" para el proceso de paz la destitución del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, una de las figuras más destacadas de la izquierda en el país, quien fue inhabilitado para ejercer cargos públicos durante 15 años.

   El pronunciamiento de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se produce un día después de que el Procurador General, Alejandro Ordoñez, hiciera pública la sanción contra Petro, un ex guerrillero del M-19, considerado como un probable candidato a la presidencia en el 2018.

   "La decisión del ultramontano procurador es otro grave golpe contra el proceso de paz de La Habana, que afecta la confianza y la credibilidad", aseguraron las FARC en un comunicado divulgado a través de su página de Internet.

   "Desde hace varios años el establecimiento ha insistido hipócritamente en que el éxito de la figura de Petro era la demostración que en Colombia es posible realizar actividad política de izquierda, sin armas", agregó el grupo rebelde al criticar el fallo del procurador.

   Para Ordoñez, el alcalde estableció un modelo de aseo fuera de la ley, violando los principios de libre empresa y competencia, con lo que cometió una severa falta al dejar de recolectar basuras en diciembre del 2012.

   Petro, de 53 años, cambió el modelo de recolección de basuras en Bogotá, que estaba a cargo de operadores privados, y entregó esa función a la Empresa de Acueducto, lo que provocó que la ciudad terminara inundada de desperdicios. La alcaldía volvió a contratar el servicio de algunos operadores privados después de la crisis.

   "Ayer, de un solo plumazo, Ordoñez nos dio a los alzados en armas una lección sobre lo que para la oligarquía significa la democracia en Colombia, y sobre las nulas garantías para ejercer un ejercicio político independiente", sostuvo el grupo guerrillero, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

   Petro asumió la Alcaldía de Bogotá, el segundo cargo político más importante de Colombia después de la presidencia, en enero del 2012. El grupo guerrillero al que perteneció entregó las armas y se desmovilizó en 1990.

   Su victoria electoral fue considerada como un ejemplo de que la guerrilla puede abandonar las armas y hacer política, uno de los puntos que negocia el Gobierno con las FARC en un diálogo de paz con el que se busca poner fin a un conflicto interno de casi medio siglo que ha cobrado más de 200.000 vidas.

   El mes pasado las dos partes cerraron en Cuba el ciclo sobre garantías para el ejercicio de la oposición política, que establece las bases para que la guerrilla abandone las armas y se convierta en un partido si el proceso de paz culmina con la firma de un acuerdo.