26 de agosto de 2016

Las FARC empiezan a concentrarse en las zonas acordadas

Las FARC empiezan a concentrarse en las zonas acordadas
REUTERS

BOGOTÁ, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han comenzado este viernes a concentrarse en las zonas acordadas, donde estarán hasta su plena reincorporación a la vida civil, según ha informado el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo.

Jaramillo ha explicado que los guerrilleros de las FARC --un total estimado de 8.000-- han comenzado su peregrinación hacia las zonas veredales y los campamentos desperdigados por todo el territorio colombianos, de acuerdo con la prensa local.

"El fin del conflicto es una realidad. Las FARC se están moviendo hacia las zonas veredales", ha anunciado, aunque ha subrayado que, "como es natural", no van a concentrarse todos los guerrilleros hasta conocer el resultado del plebiscito que se celebrará el 2 de octubre para que los colombianos ratifiquen o rechacen los acuerdos de paz.

Si bien el Gobierno "aún no tiene en detalle" cuántos combatientes iniciarán la concentración, "lo que es claro, y así lo señala el acuerdo de paz, es que los miembros de la guerrilla van a estar ubicados en las zonas veredales máximo 60 días después de la firma".

Por su parte, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, ha detallado que las zonas veredales y campametnos podrían pasar a 28, desde los 31 previstos inicialmente por las partes. "Eso quiere decir que un departamento salió de la lista, el Vichada", ha explicado.

Las zonas y campamentos estarán bajo la supervisión del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV), integrado por representantes del Gobierno, las FARC y la ONU. El "componente internacional" estará formado por miembros de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC).

Las partes han acordado unos protocolos de seguridad para "minimizar las potenciales amenazas" contra los guerrilleros desmovilizados. Así, alrededor de las zonas y los campamentos se establecerá un perímetro en el que no habrá presencia de militares y policías.

Esto se complementa con un "acuerdo sobre garantías de seguridad" en el que el Gobierno se compromete a "intensificar con efectividad y de forma integral las acciones contra las organizaciones criminales", incluidas las "sucesoras" de los grupos paramilitares.