19 de mayo de 2014

Las FARC niegan el uso de dos "niños bomba" en atentado en Tumaco

Las FARC niegan el uso de dos "niños bomba" en atentado en Tumaco
REUTERS

    BOGOTÁ, 19 May. (EUROPA PRESS) -

   Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han negado que usaran dos "niños bomba" en el atentado perpetrado el pasado jueves en el municipio de Tumaco, ubicado en el departamento de Nariño (suroeste), desmintiendo así la versión oficial.

   "La muerte de dos niños en un corregimiento de Tumaco tiene dos versiones que enfrentan directamente a los familiares y la comunidad de la ciudad nariñense y a la fuerza pública", ha dicho este lunes la guerrilla en un comunicado.

   El grupo armado ha recordado que "la versión oficial señala que los dos niños habrían lanzado una granada" contra un grupo de policías que estaba jugando al fútbol en la localidad de Chilví. "También dice que los niños habrían sido utilizados por las FARC", ha apuntado.

   De acuerdo con esta versión, "el artefacto explosivo hirió levemente a ocho uniformados que jugaban fútbol y mató a los menores, de 13 y 14 años de edad, uno de ellos en el sitio y el otro en el Hospital San Andrés de Tumaco".

   "Esa versión recogida por varios medios de comunicación fue la apropiada por varias voces: el Ministro de Justicia, las principales autoridades militares y policiales del país", ha recordado la insurgencia.

   Sin embargo, "la versión de los familiares, que está avalada por la Diócesis de Tumaco, es que los niños habían estado jugando fútbol con los uniformados en la cancha del corregimiento de Chilví, a 20 minutos del casco urbano del puerto nariñense".

   "Mientras los niños estaban jugando con los policías en una cancha pública, dos adultos se acercaron al sitio y lanzaron la granada en un punto cercano a los menores, que recibieron de lleno el impacto del artefacto explosivo", han sostenido las FARC.

   La guerrilla ha explicado que "uno de los menores tenía un bolso, en el que, al parecer, cargaba sus 'guayos', lo que le hizo parecer sospechoso ante los policías, que sostuvieron la responsabilidad de ambos en el atentado".

   Esta acusación, de acuerdo con el grupo armado, habría provocado la muerte del segundo niño en el Hospital San Andrés, ya que --según sostiene-- los médicos le habrían atendido tarde para favorecer la asistencia sanitaria a los uniformados.

   "La comunidad tumaqueña mostró su indignación, descontento y tristeza por cuenta de esa versión que convierte a dos niños de víctimas en victimarios, a través de una marcha de protesta que hicieron el pasado viernes", ha recordado.

   "Mientras que se dilucida la verdad sobre este caso, el único saldo es el de dos niños muertos en medio de una tarde deportiva en una cancha de fútbol en el corregimiento de Chilví", ha lamentado.