20 de diciembre de 2014

Las FARC piden a Santos que siga el ejemplo de Obama con Cuba y "silencie las armas" en Colombia

BOGOTÁ, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han pedido al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que siga el ejemplo de su homólogo estadounidense, Barack Obama, y "silencie las armas", dando lugar a una tregua bilateral indefinida.

"En las últimas horas, Obama informó al mundo de que, tras el fracaso del bloqueo a Cuba en los campos comercial, económico y financiero, procedía a normalizar las relaciones diplomáticas a pesar de décadas de discrepancias", han destacado las FARC en un comunicado.

La guerrilla ha aprovechado "este ejemplo de decisión y determinación creadora para llamar la atención de Santos para que encuentre en los avances logrados en la mesa de diálogo de La Habana, razones suficientes para deponer las armas".

"Ya es hora de entender que un soldado de Colombia no es distinto a un guerrillero", ha considerado, pidiendo a Santos que "no se interponga al anhelo de un pueblo que quiere conocer a su país sin el estruendo de las bombas y las ametralladoras".

"Presidente, mire al horizonte y descubra el nuevo mañana (...) porque no hay orgullo institucional que lo justifique, ni razón de Estado que valga lo suficiente como para no permitir que nuestras armas se silencien", ha argumentado.

Las FARC han advertido de que, "si el país más poderoso del mundo no logró doblegar el alma cubana, la segunda fuerza militar del continente tampoco podrá vencer la rebeldía de quienes empuñan las armas contra un régimen injusto".

"Los colombianos sólo tenemos un camino: la solución política del conflicto, el diálogo civilizado para convenir cambios estructurales, que al ampliar la democracia y propiciar el buen vivir, nos permitan inaugurar una larga era de paz", han sostenido.

TREGUA UNILATERAL INDEFINIDA

Las FARC han hecho este llamamiento coincidiendo con el inicio, a las 00.01 horas del 20 de diciembre, del alto el fuego unilateral "por tiempo indefinido" que declararon el pasado martes para favorecer las conversaciones de paz.

"Hemos recibido con satisfacción las reacciones constructivas de la gran opinión pública en torno a nuestra decisión de cesar hostilidades de manera unilateral e indefinida con vigilancia nacional e internacional como gesto de desescalamiento del conflicto", han dicho.

Sin embargo, han lamentado la reacción de Santos por "su aparente cuestionamiento a una medida eminentemente altruista que nadie sensato podría rechazar". "Nuestra decisión no es el regalo de una rosa llena de espinas, sino un gesto colmado de humanidad en respuesta al clamor generalizado", han apuntado.

Así, han invitado a Santos "a que encuentre en esta determinación la valoración sin esguinces que hacen las FARC de la vida humana", insistiendo en que "si han combatido por más de 50 años, ha sido cargadas de razones".