21 de octubre de 2010

Colombia.- Las FARC planeaban una escalada de violencia en Bogotá con Santos y Uribe entre los objetivos

BOGOTÁ, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) planeaban atentar contra el presidente, Juan Manuel Santos, y su antecesor en el cargo Álvaro Uribe en un ataque similar al que perpetraron contra la sede de Caracol Radio y la Agencia EFE en Bogotá, según reveló este jueves el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera.

En una rueda de prensa, el ministro informó de que la guerrilla preparaba una escalada de violencia que tenía como objetivos a "instalaciones militares, policiales y altas personalidades", entre las que se encuentran Santos y Uribe, y como escenario la capital del país, con más de siete millones de habitantes.

Para la ejecución de estos atentados, las FARC crearon una "comisión terrorista" encargada de recabar toda la información acerca de los objetivos mediante labores de Inteligencia, siguiendo el mismo mecanismo utilizado hace meses para la comisión del atentado contra varios medios de comunicación en la capital.

La nueva estrategia de la banda se destapó después de que la Policía de Bogotá hallara en la madrugada de este jueves cuatro artefactos explosivos --cargados con unos 1.000 kilos de pentonita-- en el interior de un vehículo, con el que pretendían iniciar la cadena de atentados en la ciudad.

En la misma operación efectivos policiales detuvieron a Luz Delia Hincapié, alias 'La Mona', una guerrillera perteneciente al Bloque Oriental de las FARC y actual líder de la Red Urbana Antonio Nariño, quien supuestamente se encargaba de las labores propagandísticas de la banda.

"Fue esta mujer la que participó en la fuga masiva de 98 reclusos de la Cárcel La Picota el 23 junio 2001", dijo Rivera, quien se refirió a 'La Mona' como "una terrorista muy reconocida" en las filas guerrilleras.

En este contexto, Rivera hizo un llamamiento a la población a mantener la calma, ya que reiteró que la prioridad del Gobierno sigue siendo derrotar militarmente a los grupos armados ilegales que operan en el país, descartando de nuevo el inicio de unas negociaciones de paz.

"Vamos a seguir arreciando contra las células milicianas de las FARC, que buscan crear pánico, (...) hemos sido eficaces y hemos logrado impedir una acción terrorista", dijo el ministro quien insistió en no otorgar "victorias políticas a estas intenciones criminales y terroristas".