7 de febrero de 2008

Colombia.- Las FARC ratifican su rechazo a la mediación de la Iglesia Católica y del Gobierno español

BOGOTÁ, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

En un pronunciamiento, el secretariado general de las FARC, Manuel Marulanda, alias "Tirofijo", aseguró ayer que la Iglesia Católica y el Gobierno español se "autoexcluyeron" de cualquier mediación para el acuerdo humanitario, "al tomar parte en favor del Gobierno" Uribe, según indicó el diario colombiano 'El Espectador'.

De acuerdo con las FARC, no han recibido la supuesta oferta que la Iglesia colombiana envió al secretariado de la guerrilla y reiteraron que no están en contacto con esa institución para hablar de una salida humanitaria al conflicto.

Asimismo, el grupo insurgente asegura que mientras el Gobierno no acceda al despeje militar de los municipios de Florida y Pradera (Valle del Cauca), las FARC no aceptarán ningún encuentro ni en el país ni en el exterior con ningún portavoz del Ejecutivo.

MANIFESTACIÓN Y SECUESTRADOS POR LAS FARC

Por otro lado, con respecto a la marcha del pasado 4 de febrero, en la que millones de personas se lanzaron a las calles para protestar contra el secuestro y el terrorismo, el secretariado de la guerrilla afirmó que fue en contra del "canje de prisioneros, las salidas políticas al conflicto interno, y en abierto apoyo al rescate a sangre y fuego de los rehenes, a la guerra de Uribe contra el pueblo y para desviar la atención nacional e internacional en la ineludible responsabilidad de la coalición de Gobierno en la para-política".

Marulanda insistió en que los secuestrados no son deben ser considerados como tal, sino como prisioneros de guerra. Asimismo, sobre los tres norteamericanos en su poder, aseguran que los "hicieron prisioneros de guerra luego de derribar su avión cuando trasgredían nuestra soberanía y recababan información para la guerra en contra de nuestro pueblo".

Además, acerca de los políticos que mantienen como rehenes, las FARC aseguraron que fueron "privados de su libertad, (porque querían) promulgar leyes para la guerra, en su gran mayoría son corruptos y auspiciadores del paramilitarismo de Estado".

Por otro lado, el secretario general de la guerrilla aseguró que la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt "quería llegar a la presidencia de Colombia sin asumir compromiso con el canje ni la paz, su objetivo era continuar las políticas de sus predecesores en cuanto al conflicto social y armado, impulsando el modelo neoliberal junto a la sumisión de nuestro pueblo a los dictados de la Casa Blanca. Ninguna paloma de paz".

Finalmente, las FARC agradecieron nuevamente la mediación del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y de la senadora colombiana Piedad Córdoba, mientras que intentarán "aportar próximamente nuevos elementos políticos en función de catapultar a Chávez, Piedad, (Nicolás) Sarkozy, Suiza, (el presidente de Nicaragua, Daniel) Ortega Ortega y (el presidente ecuatoriano, Rafael) Correa entre otros Gobiernos con igual disposición de contribuir con las salidas concertadas al conflicto de los colombianos".