22 de julio de 2008

Colombia.- El fiscal de Ecuador solicita una investigación a Colombia sobre la operación contra el campamento de Reyes

QUITO, 22 Jul. (Reuters/EP) -

El Fiscal de Ecuador, Washington Pesántez, declaró ayer que solicitó a su par colombiano iniciar una indagación al ministro de Defensa de ese país, para obtener detalles de la operación militar que realizó Bogotá en suelo ecuatoriano.

La petición busca que el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, sea interrogado respecto a la incursión militar realizada en marzo, que provocó la ruptura de relaciones diplomáticas entre Ecuador y Colombia. Pesántez solicitó además documentación a la Fiscalía de Colombia sobre un proceso de investigación que desarrolla tras el operativo militar e información sobre los oficiales y demás personas que participaron en dicha operación.

"Ahora he pedido que declare ante el fiscal de Colombia el ministro de Defensa para que nos diga quién dispuso (el operativo), quienes entraron, por qué se llevaron los computadores", afirmó el fiscal ecuatoriano a una radio local. El pedido para que interroguen a Santos es el último paso que toma la Fiscalía ecuatoriana dentro de la investigación que lleva adelante por los presuntos delitos de lesiones al país y asesinato a uno de sus ciudadanos.

La medida solicitada por Quito busca obtener información detallada de los acontecimientos para iniciar acciones legales contra los supuestos responsables de la operación militar, en la que murió el líder guerrillero Raúl Reyes, junto a otras 24 personas. "Bueno sería que asuma las responsabilidades (Santos) por las muertes para saber nosotros a quien acusar directamente, eso no lo ha hecho por eso le estamos preguntando", agregó.

Ecuador también indaga la muerte de su ciudadano Franklin Aisalla, quien sobrevivió al ataque del ejército colombiano al campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en su territorio, pero según versiones de Quito fue posteriormente muerto a golpes.

El país ha amenazado con demandar a Colombia en cortes internacionales por un supuesto delito de crimen de Estado por la muerte de Aisalla. La incursión militar desató una crisis regional, en la que participaron Venezuela y Nicaragua y fue calificada por la comunidad internacional como una violación a la soberanía ecuatoriana.

La Organización de Estados Americanos (OEA) realiza tareas de "buenos oficios" para recomponer las relaciones entre ambos países. Ambos países comparten una frontera de unos 600 kilómetros.