22 de noviembre de 2007

Colombia.-El gobierno colombiano anuncia que retoma las riendas para lograr un acuerdo de canje humanitario con las FARC

BOGOTÁ, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El gobierno colombiano anunció hoy su decisión de tomar nuevamente las riendas de las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para lograr un acuerdo humanitario que permita la liberación de guerrilleros presos a cambio de la puesta en libertad de rehenes.

Mediante el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, Colombia agradeció las gestiones realizadas por el presidente del gobierno venezolano, Hugo Chávez, en favor de tal fin, pero añadió que en este momento el gobierno no se plante buscar nuevos facilitadores internacionales.

"A partir de este momento y por instrucciones directas que he recibido del presidente de la república tomo la coordinación y el control de todas las gestiones que se puedan adelantar para liberar a los secuestrados...lo haremos de forma discreta", declaró Restrepo.

En rueda de prensa en el Palacio de Gobierno, Restrepo indicó que las gestiones venezolanas con las FARC no afectan al proceso de acercamientos que realiza el Ejecutivo del presidente, Álvaro Uribe, con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El Alto Comisionado reconoció que las gestiones de Bogotá y Caracas cometieron errores como la alta exposición a los medios de comunicación sin reservas, sobre los intentos por lograr que las FARC liberen a los secuestrados a cambio de la puesta en libertad de una cantidad de guerrilleros que están presos en cárceles.

Por otra parte, Restrepo agregó que durante este jueves habló por teléfono con el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, para exponerle la decisión que Uribe tomó el miércoles por la noche, cuando se decidió poner punto y final a las gestiones de Chávez y la senadora Piedad Córdoba.

"Entendemos el gran compromiso del presidente Chávez...hemos reiterado hoy el agradecimiento al presidente" venezolano, dijo el comisionado ratificando de inmediato la causa alegada para la suspensión, contactos directos entre Chávez y mandos militares colombianos.