13 de abril de 2008

Colombia.- El Gobierno dice que Ingrid Betancourt padece enfermedades "crónicas" pero sin "riesgo inminente de muerte"

Restrepo dice que tras la muerte de Raúl Reyes hay "desconcierto" en las FARC y confía en que eso les lleve a "replantear" sus posiciones

BOGOTA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno colombiano aseguró que la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada desde hace más de seis años por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia padece enfermedades "crónicas" pero sin que de momento haya "riesgo inminente de muerte", según informó el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo.

"Todo parece indicar que tiene un problema gastrointestinal crónico y signos de desnutrición. Algunas indicaciones nos orientan hacia posible paludismo", afirmó Restrepo, que precisó que también padece "estrés y depresión" aunque "su temperamento es fuerte", pero sus polémicas con los secuestradores alguna vez dificultan las cosas.

Según el alto funcionario, es una situación difícil para ella y para los demás secuestrados, pero al Gobierno no le cuadra que la ex candidata haya sido trasladada a varios puestos de salud en San José del Guaviare, porque la zona "no es selvática y está muy poblada" y porque no se corresponde con el 'modus operandi' de la guerrilla.

Consultado por qué dieron credibilidad a esas informaciones, el Alto Comisionado aseguró que el defensor del Pueblo, que fue quien informó de ese traslado, es una "persona muy confiable", aunque las ubicaciones geográficas no corresponden a lo que el Gobierno conoce de los movimientos de la guerrilla.

"Miramos con cierta reserva estos rumores que, por otra parte, jamás se confirmaron. Nunca nadie pudo llegar a una fuente primaria de alguien que nos diga yo vi a Íngrid, yo la atendí", añadió, tras reconocer que en esta ola de rumores se llegó a decir que Betancourt había muerto y que "llegaron mapas de donde habría sido sepultada".

MISION MEDICA, UNA PRIORIDAD

Por otro lado, aseguró que no comparte la idea de que su salud ha mejorado y que por eso las FARC no aceptaron la misión médica. "Los secuestrados siguen en malas condiciones y brindaremos todas las garantías para que nuevamente una misión médica llegue al país al sitio que consideren pertinente. Esa es una prioridad", subrayó.

En este punto, Restrepo aseguró que aún hay canales abiertos para negociar con las FARC, y que siguen "activos" a través de la comunidad internacional y de la Iglesia. "Cosa diferente es que las FARC estén dispuestas a avanzar en un proceso de concertación", asegura el Alto Comisionado.

"Ellos (los gobierno de España, Francia y Suiza) mantienen un canal de comunicación y a través de éste recibieron un mensaje en el sentido de que la salud de Íngrid era delicada. A partir de eso, enviaron un mensaje ofreciendo la misión médica. Ante la falta de respuesta, decidieron trasladarse a territorio colombiano", explicó.

Restrepo recordó que después se conoció el comunicado de las FARC en el que la guerrilla asegura que no aceptaban la misión médica con argumentos que, según dijo, "siempre han invocado". "Que por razones de seguridad no permitían el ingreso de la misión médica, pero de todas maneras las cosas no fueron improvisadas", añadió.

En este punto, volvió a reiterar que para el Gobierno colombiano es "inviable" la petición de las FARC de que se despeje de Pradera y Florida como condición para empezar a h conversar. "Quieren presionarnos para el despeje que implica concesión territorial y nosotros ni podemos, ni debemos, ni vamos a dar ese paso", zanjó.

"PIDIENDO IMPOSIBLES"

Restrepo aseguró que las FARC quieren "acorralar" a Uribe, pero acto seguido subrayó que el mandatario "no se deje acorralar ni se siente acorralado". "El país lo conoce suficientemente. Probablemente él no avalaría el término 'acorralado' que estoy usando, pero es evidente que esa es la intención de las FARC", precisó.

Preguntado sobre si es difícil volver al diálogo, el funcionario indicó que es un buen momento para que las FARC "entren en razón" porque han sufrido golpes militares "duros" y están pagando un costo político muy alto. "Hay que persistir para que las FARC entiendan que no pueden seguir pidiendo imposibles", dijo.

Asimismo, consideró que tras la muerte de Raúl Reyes en las FARC hay "desconcierto" porque la guerrilla nunca pensó que un miembro del Secretariado podría morir en esas condiciones. "Reyes se sentía bastante seguro, casi inmortal. Creo que han sentido estos golpes y esperamos que eso las lleve a replantear sus posiciones", aseguró.

En este punto, fue tajante al asegurar que el Gobierno no optará por el rescate militar para liberar a los secuestrados, y que el camino en caso de saber donde se encuentran será la "localización humanitaria". "Nos mantendremos en el área con cuidado y prudencia, y privilegiaremos la salida humanitaria y negociada", precisó.

"La gente cree que la primera opción es la militar y no es así. El protocolo que existe para estos casos no es el de rescate militar, sino el de la localización humanitaria, que implica fuerza pública en el área y control de área, para ofrecer una alternativa negociada", sentenció Restrepo.