27 de marzo de 2015

Colombia.- Gobierno y FARC acuerdan que el desminado comience en Meta y Antioquía

BOGOTÁ, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han acordado este viernes que la localización y retirada de las minas antipersona comience en los departamentos de Meta (centro) y Antioquia (norte).

"La buena noticia es que se acordó que los primeros sitios para el desminado serán Meta y Antioquia. Este acuerdo está caminando y está a la vuelta de la esquina", ha anunciado el jefe de la delegación del Gobierno, Humberto de la Calle.

Además, ha revelado que se han producido avances en el tema de la justicia transicional, es decir, la justicia que se aplicará a guerrilleros, militares, policías y actores civiles implicados en el conflicto una vez acordada la paz.

"Si llegamos al fin del conflicto, incluirá garantías para todos, incluyendo a las víctimas. No nos cansaremos de repetir que las víctimas son el eje fundamental de estas negociaciones de paz", ha aclarado, en medio de las especulaciones que apuntan a que algunos delitos graves quedarían impunes.

También ha enviado un mensaje de tranquilidad a los uniformados, que temen quedarse fuera, como ocurrió con el proceso de Justicia y Paz del Gobierno de Álvaro Uribe. "Somos plenamente conscientes de que así como debe haber reglas claras jurídicas para las FARC, lo habrá también para las Fuerzas Armadas", ha sostenido.

Las FARC, por su parte, han criticado que la justicia transicional "prepara una jaula de oro para quienes portan insignias oficiales del Estado y otra de indignidad para quienes han hecho uso del derecho de rebelión".

Además, la guerrilla ha argumentado que "la corrupción de la justicia hizo que el Estado perdiera hace tiempo su facultad sancionadora. "El 'iu puniendi' colapsó. Estamos listos para el debate", ha afirmado en un comunicado.

RITMO DEL PROCESO DE PAZ

Las FARC también ha urgido al Gobierno a actuar en consecuencia a las conclusiones a las que ha llegado la Comisión Histórica. "No se integró para dar gusto a una de las múltiples partes del conflicto, sino para precisar los orígenes, causas y responsabilidades del mismo. Conocidos sus resultados, estos no pueden ser archivados o arrojados al incendio del olvido, como sugiere la indiferencia del Gobierno", ha criticado.

Asimismo, la guerrilla ha expresado su voluntad de "adelantar la redacción de acuerdos para la reparación a las víctimas de todos los involucrados en diferentes momentos del histórico conflicto".

Por último, ha advertido al Gobierno en contra de "utilizar la paz en las próximas elecciones de octubre". "No vamos a ceder derechos surgidos de la agenda de paz para ser complacientes con necesidades partidistas de coyuntura. Refrendaciones parciales a destiempo no tienen sentido", ha sostenido.

Así, ha adelantado que las FARC se atendran "a la necesidad de dar cumplimiento a la agenda de paz, cuyo punto sexto señala que la implementación, verificación y refrendación de los términos de la paz alcanzada surge una vez firmado el acuerdo final".