19 de febrero de 2010

Colombia.-El Gobierno y la Iglesia aseguran que ya no hay marcha atrás en la liberación de los secuestrados por las FARC

BOGOTÁ, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Representantes del Gobierno del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, de la Iglesia Católica, del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y de la organización Colombianos y Colombianas por la paz (CCP) han afirmado que ya no hay marcha atrás en el proceso de liberación de los militares Pablo Emilio Moncayo y Josué Daniel Calvo, secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y que esperan que la misión humanitaria se concrete en los próximos días.

Las diferentes partes que actúan como mediadoras en el proceso de liberación de los dos militares, incluyendo el Gobierno de Brasil, se reunieron este jueves por la noche (madrugada del viernes en España) para afinar los últimos detalles del operativo de seguridad al que las FARC ya dieron su visto bueno.

Al término del encuentro, el delegado del CICR, Christophe Beney, comentó que todavía "hay muchos detalles que faltan por pulir" referentes, entre otras cosas, al tema de los sobrevuelos por parte del Ejército colombiano que en anteriores ocasiones ha puesto en peligro la liberación de los rehenes.

"La vez pasada hubo algunos inconvenientes con la cuestión de los sobrevuelos, esto generó una cierta desconfianza entre las partes. Lo que creo que realmente hay que hacer, mas allá del protocolo, es crear esa confianza entre las partes", señaló Beney.

El próximo paso ahora es que las FARC suministren a la senadora colombiana Piedad Córdoba las coordenadas del lugar donde se producirá la entrega de Moncayo y Calvo para que se active de inmediato la misión humanitaria en una fecha que será anunciada más adelante.

Sobre este último punto, el secretario de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Juan Vicente Córdoba, pide no hacerse ilusiones con que las liberaciones puedan darse en dos o tres días. "Puede ser en una, dos o tres semanas porque estos protocolos requieren unos procesos y un tiempo", acotó.

Monseñor Córdoba afirmó en declaraciones a la emisora RCN que el proceso de liberación va a "pasos lentos, pero seguros", al explicar que "los protocolos, como todo lo jurídico y todas las concertaciones, tienen su tiempito".

En la reunión, que duró más de tres horas, el Gobierno de Uribe también dio su visto bueno a este operativo de seguridad, aunque no se ha referido a si emprenderá las mismas acciones que despertaron una fuerte polémica entre enero y febrero del año pasado, cuando varias unidades del Ejército sobrevolaron la zonas donde fueron liberados por las FARC cuatro uniformados y dos ex legisladores.

En las próximas horas se podría realizar una última reunión para definir los últimos detalles de este encuentro. Según ha informado la prensa local, Córdoba podría alejarse de estas reuniones delegando las responsabilidades a su organización, CCP, porque tienen la intención de dedicarse a su campaña para las elecciones legislativas del próximo 14 de marzo.

Las FARC se comprometieron en abril y junio del año pasado a liberar a Moncayo y Calvo y a entregar los restos del mayor Julián Ernesto Guevara, muerto en cautiverio, como un gesto "unilateral" con el que intentan abrir paso a un intercambio humanitario de militares secuestrados por rebeldes presos en las cárceles colombianas.