3 de febrero de 2007

Colombia.- HRW dice que la muerte de líderes civiles le resta credibilidad al proceso de justicia con los paramilitares

BOGOTÁ, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció este viernes que los asesinatos de los representantes de las víctimas en los juicios contra los paramilitares restan credibilidad al proceso de paz que emprendió las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) con el Gobierno de este país.

"Estas muertes claramente están dirigidas a silenciar a las víctimas y testigos, y a evitar que se conozca la verdad", señaló José Miguel Vivanco, director para Latinoamérica de HRW, a los medios de comunicación locales.

Estas declaraciones surgen horas después de confirmar el asesinato el jueves de Yolanda Izquierdo, una de las representantes de las víctimas durante las declaraciones del ex 'para' Salvatare Mancuso y líder de un movimiento que trabaja por la recuperación de tierras despojadas por las AUC en Córdoba.

"Estas muertes ponen en tela de juicio la credibilidad de todo el proceso de desmovilización paramilitar", subrayó Vivanco, tras instar al presidente colombiano, Álvaro Uribe, a retirar cualquier beneficio a los autodefensas desmovilizados que tengan alguna responsabilidad en los ataques.

El jueves, Uribe a través de un comunicado ordenó que los bienes de los 'paras' sean confiscados. "Esta decisión se ha tomado para evitar que a través de testaferratos, contratos de diversa índole, invasiones y descuido administrativo, esos bienes desaparezcan y se dificulte indemnizar a las víctimas", señala el documento.

También, el Gobierno colombiano pidió a la Fiscalía, Defensoría del Pueblo y demás autoridades que suministren a la Policía Nacional "los nombres de los líderes y representantes de organizaciones de víctimas que puedan correr algún riesgo para que se les ofrezca de inmediato y sin necesidad de solicitud previa la protección debida".

El atentado contra Yolanda Izquierdo es el tercero en 15 días contra víctimas de las autodefensas. El 20 de enero, unos desconocidos incendiaron la sede de la Liga de Mujeres Desplazadas de Turbaco (departamento de Bolívar), y el domingo 28 unos sicarios mataron a Freddy Abel Espitia, presidente del Comité de Desplazados de Cotorra (Córdoba).